27 septiembre 2010 Coupés

1957-chevy-black-widow002.jpg

Cada vez es más común ver modelos realmente únicos subastados aunque a sus propietarios ya no les importa mucho subastar modelos tan emblemáticos como este Chevrolet NASCAR Black Widow en subastas públicas como eBay en vez de llevárselas a otros lugar quizás más idóneos.

Si atendemos un poco a la historia de este modelo tendríamos que trasladarnos a los años 50 en una época en la que Estados Unidos atravesaba una de sus épocas más oscuras tanto para la economía como para la política estadounidense donde, en el terreno automovilístico no podemos dejar de olvidarnos del fatal accidente de LeMans en el que trágicamente perdieron la vida 80 espectadores.

1957-chevy-black-widow003.jpg

En un ambiente como este fueron muchos los que decidieron prohibir las carreras como por ejemplo el Congreso estadounidense aunque, antes de esto los tres grandes de Detroit y la Automobile Manufacturers Association decidieron dejar de participar en competiciones de manera oficial.

Pero, como el que hace la ley hace la trampa, todos los constructores pasaron, en vez de a participar de manera oficial en ciertas competiciones a ofrecer automóviles listos para competir a todos aquellos que estuvieran dispuestos a pagar un sobreprecio por el servicio. De esta manera Chevrolet se hizo con los servicios del ingeniero Vince Piggins, principal artífice de los afamados Chevrolet NASCAR Black Widow

De esta manera los pilotos en vez de correr NASCAR bajo coches oficiales tan sólo podían correr en sus equipos privados donde los Black Widow se hicieron muy populares gracias a unas prestaciones que simplemente los ponían un paso por delante, hablando de desarrollo, sobre sus principales competidores ofrecidos por otras marcas.

1957-chevy-black-widow001.jpg

Entre el equipamiento con el que contaba este modelo hay que destacar un small-block V8 de 4.6 litros de cilindrada equipado con un novedoso sistema de inyección de combustible para la época con el que se conseguía la suma de 283 caballos, todo ello trasmitido a una caja de cambios manual de tres velocidades.

El ejemplar que puedes adquirir en esta peculiar subasta ha sido completamente restaurado a la especificación original siendo uno de los pocos construidos durante 1957 que todavía sobreviven, algo que sin lugar a dudas seguro que da valor a la subasta.

Vía | autoblog
Vía | DM


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *