7 enero 2010 Compactos, Deportivos, Pruebas

Abarth Grande Punto Esseesse 1.4 16V T-Jet 180 CV

El corazón del Abarth Grande Punto con kit Esseesse lo eleva hasta los 180 CV de potencia. Es el de mayor potencia de la marca de los que actualmente se pueden encontrar en un concesionario. Podemos diferenciar tres versiones diferentes de Abarth Grande Punto.

La primera de ellas es la que viene de serie, con un motor de 155 CV de potencia y las personalizaciones propias de la marca, que lo diferencian del Fiat de serie. La segunda de ellas, el kit assetto que incluye modificaciones estéticas que incluye llantas de 18 pulgadas y técnicas: discos perforados en las cuatro ruedas, pastillas de freno delanteras de altas prestaciones y suspensión rebajada en ambos ejes. Por último, el kit esseesse incluye las modificaciones del anterior más modificaciones en software de centralita, filtro de aire BMC, turbocompresor, inyectores específicos, logotipos para portón y un conjunto de embrague específico.

Diseño exterior

Abarth Grande Punto Esseesse 1.4 16V T-Jet 180 CV

Sus 4,04 metros de longitud desprenden olor a competición se mire por donde se mire. Todo comienza ensanchando los pasos de vía 6 milímetros. Observando la parrilla frontal ya nos podemos hacer una idea del tipo de coche que tenemos delante. El paragolpes delantero dispone de hasta 4 tomas de aire para refrigerar el potente turbo que se halla en el interior. Los faros antiniebla resaltan sobre un fondo oscuro (ver detalle), dando un aspecto más agresivo.

En los laterales podemos observar las pegatinas que recorren las puertas ofreciendo un aspecto más deportivo. Los cristales de las ventanillas y portón trasero están oscurecidas, lo que impide penetrar al sol en días calurosos. Sin embargo, y aunque la visibilidad es aceptable por el día, sólo echaremos de menos un poco de luz por la noche, cuando apenas diferenciaremos los objetos a través de éstos. Aunque le quiten deportividad, prescindiría de este tipo de cristales.

Abarth Grande Punto Esseesse 1.4 16V T-Jet 180 CV

Los faldones laterales, en plástico negro, contrastan con el blanco de competición y sirven además para evitar las posibles rozaduras con bordillos y aceras. Un acierto sin lugar a dudas. Las llantas blancas de 18 pulgadas de diseño exclusivo dejan entrever los discos de freno perforados y las pinzas rojas. El tapón de gasolina queda mal sujeto cuando se está repostando. El anterior sistema de Fiat permitía colgarlo de un enganche sin dejarlo colgando (ver detalle).

Por detrás lo que más llama la atención son los tubos de escape cromados con salidas especialmente diseñadas para este kit y los pilotos con fondo oscurecido; la marca no quiere dejar ningún detalle al aire y nos deleita con un alerón, spoiler y un difusor en la parte inferior del mismo estilo que los faldones. Sin duda este coche no va a pasar desapercibido por las calles y carreteras donde pase.

Diseño interior y habitabilidad

Abarth Grande Punto Esseesse 1.4 16V T-Jet 180 CV

Para los que nos montamos en un coche de la marca a diario, encontramos infinitos detalles que nos son familiares. Otros, por el contrario, se ven renovados o incluso añadidos para esta versión tan especial. En este caso los nuevos detalles son más predominantes que los de serie y apenas podemos sentirnos familiares con el salpicadero, asientos o incluso tacto de la dirección y de los pedales. Todo cambia para conseguir un coche de competición homologado para la carretera.

Al abrir la puerta nos encontramos con un embellecedor en la puerta donde se puede leer la marca. Las alfombrillas llevan personalizado el logo del modelo y todas las empuñaduras están acabadas en cuero con las costuras en rojo. La tela de los asientos y de los reposabrazos de las puertas delanteras y del espacio trasero son de ante, con un tacto suave y agradable.

Por lo general, los asientos de competición son duros, incómodos y en ocasiones estrechos, todo para conseguir que el cuerpo esté correctamente sujeto. En este caso las características no tienen nada que ver. Además de ser cómodos, son de un anchura apta para la mayoría de cuerpos, tanto anchos como estrechos; cumplirán su objetivo de envolventes. La personalización del logo del escorpión se observa en el centro del asiento. La única pieza que forma el cuerpo y el resposacabezas (ver detalle) no hace más que ponerlo a la altura del diseño de competición que inunda el habitáculo.

Abarth Grande Punto Esseesse 1.4 16V T-Jet 180 CV

En el salpicadero se aprecia un efecto carbono (diferente al Fiat Grande Punto) desde el lado conductor hasta el pasajero, incluyendo la consola central y el cuadro de instrumentos. En el lado derecho se alterna este efecto con un blanco brillo, que no hace más que resaltar el contraste. Y si los coches del grupo son capaces de saludar y despedir al conductor mediante el logo (ver detalle), en este caso no va a ser menos, y un logo de Abarth aparece y desaparece de la pantalla del cuadro de instrumentos.

El tacto del volante, con un acabado en cuero y costuras rojas, no hacen más que incitar a mover la llave de contacto y engranar primera velocidad. La adrenalina está preparada para salir por los escapes con todo el control posible. Los mandos para la radio y otros dispositivos quedan en segundo plano. Sólo quiero arrancar y notar el tacto de las ruedas con el suelo, poder girar el volante y sentir que todo responde, que el coche va por su sitio por más que lo intento poner al límite. Hasta el tacto del freno de mano con empuñadura de cuero es agradable.

Abarth Grande Punto Esseesse 1.4 16V T-Jet 180 CV

Falta un reposabrazos central delantero para poder descansar el brazo cuando se conduce en modo normal y para utilizarlo como guantera pequeña y albergar alguna salida de aire a plazas posteriores.

El espacio trasero es algo justo como el de cualquier coche de este segmento y aunque 3 personas de estatura media caben con cierta facilidad, no recomiendo un viaje de más de 50-60 kilómetros porque pueden acabar hechos un cuatro. Dos personas es lo óptimo incluso una si es de estatura más alta a la media.

Dispone de un maletero de 275 litros con un portón amplio y de fácil acceso, sin muchos espacios muertos, lo que permite introducir bolsas y maletas sin complicaciones. No es un maletero grande ni pequeño, es óptimo para un coche compacto. En la parte derecha dispone de un altavoz (ver detalle).

A pesar de ser un coche exclusivo y orientado a la competición, para ser homologado para la carretera dispone de un equipamiento de serie de lo más completo, tanto para agradar al conductor y pasajeros como de seguridad en caso de colisión. Pero eso será en la siguiente y última parte de la prueba. Os esperamos.

Fotos | Javi Vicente y Jorge Rubio


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios
  • Buenas, aprovechando que hablais del tapon de la gasolina me cabe la duda de que tipo de combustible debe utilizar, es decir, ¿minimo RON95 ó minimo RON98?

    Un saludo.

  • Hola David,

    El fabricante no hace mención específica al tipo de gasolina que utilizar. Hemos probado ambos tipos de compuesto y se comporta mejor* con Sin Plomo 98 pero por parte del fabricante se podría utilizar 95 perfectamente.

    * Cuando digo que se comporta mejor, me refiero a que en el viaje Madrid – Sevilla que realizamos consumió de media menos con 98 que con 95 a una velocidad similar. De todas formas es muy difícil fiarse de este dato (por eso no se ha comentado) porque puede influir la geografía del terreno. No disponemos de banco de pruebas estático para realizarlo, por desgracia.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *