27 enero 2015 Industria, Tecnología

Audi A7 Sportback piloted driving concept 1

¿Habéis visto el anuncio español del nuevo Toyota Aygo? ¿Os imagináis que sucediera lo mismo pero en mitad de una autopista? Pues en eso consiste uno de los futuros proyectos en los que está trabajando el Ministerio de Transporte alemán, según reveló ayer a la prensa su portavoz Ingo Strater. En sus declaraciones explicó que el Gobierno de Angela Merkel ha decidido dar este paso en apoyo a la industria del automóvil germana, que hace tiempo que ha reconocido el potencial de esta tecnología.

Dicha iniciativa requerirá acondicionar un tramo de la Autobahn A9, que conecta Berlín con Múnich, para que circulen por él coches sin conductor. Todavía no se ha determinado qué sección de esa autopista se va a escoger ni cuándo se realizarán las adaptaciones, cuyo coste tampoco se ha calculado.

mercedes-benz-f015

En una primera fase, el equipo de investigación utilizará ese tramo para poner a prueba los sensores de los vehículos, sus sistemas de calibración y, especialmente, su tecnología para comunicarse con otros coches y con la infraestructura vial. Los experimentos con vehículos que se conduzcan de manera completamente autónoma se realizarán como muy pronto a finales de este año.

Strater recalcó que, para el Gobierno alemán, lo verdaderamente importante de este proyecto es conectar los coches con el resto del tráfico y con la carretera para aumentar la seguridad de los conductores y reducir los embotellamientos. Se trata de un caso pionero en Europa debido a las restricciones o vacíos legales que existen en el continente y que dificultan someter la tecnología de conducción autónoma a condiciones reales de circulación.

Tanto Alemania como Estados Unidos han sido testigos anteriormente de esta clase de ensayos (California representa el principal laboratorio para las marcas), pero este constituye uno de los primeros en Europa que implica habilitar una parte de una autopista con este fin específico. Hasta el momento, lo habitual a este lado del Atlántico es que los estudios sobre conducción autónoma se restringan al interior de determinadas ciudades.

Vía | Bloomberg


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *