12 julio 2011 Fórmula 1, Opinión

Stefano Domenicali saluda a Fernando Alonso al término del GP de Inglaterra

Creo que pocas veces he visto tan contento a Alonso como en el podio de Silverstone. Tan feliz como cuando era casi imparable en Renault. El asturiano derramaba optimismo y comentarios sobre el rumbo que tomará el campeonato al finalizar la carrera, y ha declarado que se intentarán ganar todas las carreras de aqui al final del torneo.

A partir de ahora va a ser así. Todo lo que vamos a hacer es tratar de ganar todas las carreras, ser agresivos y mantener nuestra estrategia al máximo.

Unos objetivos que son difíciles, aunque existen posibilidades. No todo está perdido para la escudería italiana, a menos que la FIA intervenga a destiempo una vez más y sea un factor decisivo en la definición del campeonato.

La próxima carrera en Alemania será otra vez una carrera en donde Ferrari estará en desventaja si los equipos votan por eliminar la prohibición de los difusores soplados. Finalmente, tanto Renault como Red-Bull mantuvieron reuniones con Withing y con algunos responsables técnicos de la FIA, durante todo el fin de semana.

Ferrari debe intentar continuar con lo logrado en Silverstone. Pero la FIA quiere seguir solapando a unos Red-Bull inalcanzables, mientras continúa estableciendo nuevas reglas, para luego eliminarlas en unos días; es increíble, Alonso y Ferrari no solamente tienen que competir contra Red-Bull y sus pilotos, sino contra la ineptitud del propio cuerpo fiscalizador.


También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *