20 junio 2017 Conceptos, Eléctrico

skoda-element-alumnos (3)

La movilidad eléctrica es el futuro, y parece que las marcas quieren apostar con fuerza por ella. Así que no es raro que los alumnos de la Escuela Vocacional de ŠKODA hayan elegido un vehículo eléctrico para la prueba que realizan cada año, es decir, diseñar un prototipo en el que aplican todo lo aprendido durante el año lectivo. Se trata de un proyecto en el que participan 22 de los 900 alumnos que estudian en esta institución promovida por la marca checa y que ha dado su fruto en la forma de un “buggy” eléctrico.

Este prototipo recibe el nombre de ŠKODA ELEMENT, ha sido desarrollado por estos estudiantes, que tienen entre 17 y 18 años, que llegan desde las distintas especialidades que se cursan en la institución. Así, hay estudiantes especializados en la carrocería, pintura, electricidad, mecánicos y especialistas en logística, que se han volcado en el diseño y fabricación del prototipo.

skoda-element-alumnos (4)

Los estudiantes se han basado en el ŠKODA Citigo, al que se le han retirado el techo y las puertas, dejando los laterales abiertos. Para elegir este tipo de coche, los alumnos dicen que se han fijado en el futuro de la movilidad, que sitúan en la fabricación de coches eléctricos, libres de emisiones contaminantes. Así que el modelo ha sido rediseñado para que sea un coche eléctrico que permita moverse con libertad, sobre todo por ciudad y con esa conexión con el tiempo libre y la naturaleza que tiene este tipo de vehículos.

El trabajo comenzó en otoño de 2016, cuando eligieron el modelo a transformar y comenzaron a trabajar en el diseño. Primero lo hicieron sobre el papel y pasaron esos diseños a los ordenadores, para finalmente comenzaron a trabajar sobre el modelo, utilizando las herramientas necesarias para ello. Al final fueron unas 1.500 horas de trabajo, con el apoyo de los especialistas de los departamentos relacionados, como el Taller de Carrocería, Diseño o Desarrollo Técnico.

Este proyecto lleva desarrollándose desde el año 2014, en el que los estudiantes desarrollaron una versión de dos plazas del Citigo. En el año 2015 el coche presentado fue un pick-up basado en el ŠKODA Fabia y el año pasado fue una versión cupé del ŠKODA RAPID SPACEBACK. Gracias a estos proyectos, la compañía colabora en la formación de estos jóvenes ingenieros, que cuando terminen su formación podrán aportar su experiencia a ŠKODA, devolviendo todo lo aprendido a la marca.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *