6 diciembre 2013 Tecnología, Urbanos

208-01

Hace meses nuestro compañero Jaime probó el nuevo Peugeot 208 HDi de 92 CV con acabado Intuitive que entre otros elementos introduce el sistema de aparcamiento automático que ha diseñado Peugeot. Este sistema denominado “Park Assist” tiene la peculiaridad de que no sólo nos ayuda a aparcar, sino también a “desaparcar” y salir de la plaza de aparcamiento.

Ahora cada vez más marcas tienen este tipo de sistemas entre sus equipamientos y precisamente por eso nos gustaría conocer en profundidad cómo funcionan estos sistemas y en concreto el sistema de la firma francesa, que probamos en el Peugeot 208.

Aparca sólo, pero acelera y cambia de marcha el conductor

208-03

Lo primero que cabe dejar claro es que cualquier tipo de sistema automático de aparcamiento siempre requiere que el conductor actúe, ya sea acelerando o frenando y cambiando de marcha. Así que para saber como funciona vamos a reproducir el proceso de aparcamiento desde el principio.

Una vez que vamos circulando y queremos aparcar, hay que pulsar la tecla del sistema y en la pantalla táctil nos mostrarán dos opciones (aparcamiento o salida de aparcamiento). Esto es interesante hacerlo unos segundos antes de donde busquemos plaza, puesto que al pulsar aparcamiento y siempre que circulemos a baja velocidad el coche va analizar las plazas disponibles en el margen que indiquemos con el intermitente (izquierda o derecha).

Cuando el vehículo detecta una plaza nos manda parar, y ahí es donde empieza actuar el sistema. Nosotros nos encargamos de cambiar las marchas según las indicaciones de la pantalla y de acelerar o frenar (siempre con suavidad) y el coche se encarga de girar el volante para aparcar el coche en la plaza marcada.

Un dispositivo que parece a priori muy complicado, es bastante más sencillo, de echo gracias a la incorporación de la dirección eléctrica en los coches y a los datos que ofrecen los sensores de aparcamiento, el coche analiza todo eso y calcula según la velocidad el ángulo de giro necesario para cada maniobra, de echo como curiosidad, toma como referencia a los coches que están aparcados y si están más separados de la acera de lo normal, el nuestro también quedará así.

Aparcar y salir de un aparcamiento

208-04

La peculiaridad del sistema de Peugeot es que además de asistir en el aparcamiento, también lo hace para salir de un aparcamiento. De esta manera volvemos a pulsar el botón del sistema, indicamos en la pantalla que queremos salir de un aparcamiento, y seguimos las indicaciones del vehículo.

Gracias al intermitente, el coche sabe por que lado debemos salir a la carretera y con pocas maniobras, nos devuelve el control del coche cuando ya estamos incorporados a la carretera por completo y fuera de la plaza de aparcamiento.

A nivel personal, considero que estos sistemas de ayuda a aparcamiento son útiles para cuando dudamos si entramos en una plaza o no. Porque gracias a los sensores sabemos en todo momento si el coche entra o no, y no perdemos tiempo en probar a aparcar en un lugar donde al final no entramos o quedamos demasiado justos.

También es cierto, que el tiempo que empleas para accionar el sistema para buscar plaza debería ser algo más sencillo y rápido, porque sino estás acostumbrado, activas el sensor demasiado tarde ya encima de la plaza de aparcamiento, aunque casi todas las marcas tienen este mismo pero.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 6 diciembre 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *