16 noviembre 2016 Superdeportivos

A pair of Arrinera Hussarya GTs outside the Clubhouse at Brooklands

Brooklands es el nombre de un importante museo de la aviación y el mundo de la competición del motor que se ubica en el Reino Unido. Es un lugar muy especial en el que se exhiben piezas del pasado de estos dos universos, tan diferentes en apariencia. Pero son mucho más cercanos de lo que parece y es el lugar que se ha elegido para presentar dos unidades del Arrinera Hussarya, el superdeportivo polaco que ya tuvo ocasión de verse en acción durante el Festival de la Velocidad de Goodwood.

Este coche está pensado para competir en la categoría GT4 del campeonato FIA GT y cuenta con una serie de características que lo convierten en un digno participante en esta competición. Para comenzar, tenemos un espectacular aspecto que proviene del trabajo de los ingenieros de la Universidad Politécnica de Varsovia. Para fabricarlo, se han utilizado materiales como la fibra de carbono, el kevlar y el aluminio.

A pair of Arrinera Hussarya GTs on the Brooklands banking

El motor que mueve este portentoso modelo es un bloque V8 de 6.2 litros, que aporta una potencia de 650 CV, algo realmente espectacular si tenemos en cuenta que el coche solo pesa 1.249 kg. La aceleración de 0 a 100 km/h se cifra en 3,4 segundos, para lanzarlo a una velocidad máxima de 340 km/h. La caja de cambios automática Hewland LLS de seis velocidades ayuda a conseguir estas sorprendentes e interesantes cifras. Hay otra motorización, con el mismo motor, pero que ofrece una potencia algo menor, de 420 CV.

¿Por qué este museo para presentar estas dos unidades del Arrienera Hussarya? Pues porque hay una estrecha relación entre Polonia y el Reino Unido, ya que muchos de sus pilotos durante la Segunda Guerra Mundial eran polacos y sirvieron bajo la bandera de este país. En otro orden de cosas, el nombre de este superdeportivo se refiere a una unidad de caballería del ejército polaco, por lo que se ha querido transmitir toda la valentía y el empuje de esos aguerridos guerreros.

El coche tendrá un precio aproximado de 168.000 euros, aunque solo se fabricarán dos o tres unidades al año. ¿Qué te parece este formidable modelo polaco?

Fuente | Arrinera


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *