26 junio 2017 Berlinas, Tecnología

Así funciona la nueva suspensión activa que equipará el nuevo Audi A8

Poco a poco vamos desgranando toda la nueva tecnología que traerá consigo el nuevo Audi A8, que como recordaréis está a punto de ser presentado, concretamente el próximo 11 de julio durante la celebración del primer Audi Summit en Barcelona. Hasta el momento, ya sabemos que equipará la nueva generación del chasis Audi Space Frame que tanto éxitos ha cosechado para Audi, además de que será el primer A8 que equipará de serie un sistema de propulsión eléctrico.

Hoy os hablaremos de la última evolución que Audi ha aplicado al sistema de suspensión activa, consiguiendo así un grado de control, estabilidad, confort y seguridad que no se conocía hasta ahora en un A8. A parte de los componentes habituales en una suspensión, en esta del nuevo Audi A8 encontramos varios engranajes, un eje rotatorio con una barra de torsión interna fabricada en titanio y una palanca que a través de una barra de acoplamiento ejerce hasta 1.100 Nm de par sobre la suspensión. Por último, en cada rueda hay un motor eléctrico que funciona conectado al sistema eléctrico principal de 48 V.

Una vez que tenemos los elementos principales de la nueva suspensión activa del Audi A8, todavía nos falta otro no menos importante: la cámara frontal de vídeo. Este último elemento es capaz de detectar los baches que tenemos delante nuestro y, de forma predictiva y en cuestión de milisegundos, el Audi A8 es capaz de ajustar el funcionamiento de la suspensión en el momento preciso y adecuado. Esto sucede porque la cámara es capaz de reconocer la información de la carretera 18 veces por segundo, ofreciendo así un alto nivel de confort que para nada le resta características al comportamiento dinámico en una conducción deportiva, al contrario.

Así funciona la nueva suspensión activa que equipará el nuevo Audi A8

Otro punto a favor del confort para todos los ocupantes, es que con esta nueva suspensión se reduce al mínimo el balanceo de la carrocería no solo en las curvas, sino también en los cabeceos típicos a la hora de frenar y acelerar. Además, con esta suspensión, unida a la suave dirección dinámica y al eje trasero direccional, los ingenieros de Audi han conseguido que el radio de giro del nuevo Audi A8 sea incluso menor al de un A4.

Por último, en materia de seguridad pasiva, gracias al trabajo conjunto de la suspensión con el sistema Audi pre sense 360°, el cual utiliza un serie de sensores para detectar los riesgos ante una colisión, el nuevo Audi A8 es capaz de levantar la suspensión hasta en 80 mm en tan solo medio segundo ante un impacto lateral a más de 25 Km/H. De esta manera, en caso de colisión, el impacto se dirige hacía las zonas más reforzadas, reduciendo así en hasta un 50% el daño que sufrirían los ocupantes en un vehículo con una carrocería que no se levante.

 


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *