28 junio 2016 Gama / versiones, Híbridos, Todoterrenos / SUV

toyota-c-hr-12
Toyota lleva mucho tiempo detrás de un SUV de tamaño inferior al RAV4, pero no un SUV tradicional, sino un coche que traiga algo distinto, aire fresco a la marca, diferenciación y estilo juvenil. Así nacía el Toyota C-HR, que se postula como uno de los principales rivales de su compatriota Nissan Juke.

Debutaba en 2014 como concept y parece que causó buenas sensaciones. Tanto es así que manteniendo la base de diseño del concept presentado en el Salón de París de aquel año, aunque con algunos obligados retoques, finalmente ha decidido comercializarlo. Y es que este segmento, el de los crossovers de tamaño compacto con diseño tecnológico, también está cogiendo mucha fuerza y puede ser una buena fuente de ingresos. No solo diseño tecnológico a nivel estético, sino también mecánico, ya que Toyota nuevamente apuesta por la hibridación.

toyota-c-hr-1
Mide 4,36 metros de largo y su batalla es de 2,64 metrosPertenece al segmento C y su longitud es de 4,36 metros. Se ha desarrollado sobre la plataforma modular del fabricante japonés “Toyota New Global Architecture (TNGA)”. De ancho mide 1,79 y de alto 1,55 metros, mientras que su batalla es de 2,64 metros, nada mal.

El exterior ya lo conocíamos. Su imagen es muy atrevida y, como ya hemos dicho, las críticas de este aspecto han sido buenas. Lo que no habíamos visto hasta ahora es el interior, por lo que nos vamos a centrar en este apartado.

Si el exterior resulta atrevido y tecnológico, el habitáculo no lo es menos. De hecho nos ha sorprendido bastante. Para empezar, diremos que Toyota ha denominado a este estilo de diseño como “Sensual Tech”. Irremediablemente nuestros ojos se van a la consola central y a la gran pantalla, que es lo más novedoso. Empezando por arriba, vemos una pantalla táctil de 8 pulgadas en lo alto del salpicadero, que sobresale de él, pero que estéticamente se ve muy bien encajada y, además, apreciamos como está enfocada hacia el conductor.

toyota-c-hr-19

Dice Toyota que el interfaz ha sido mejorado y rediseñado, por lo que en teoría debería tener un mejor funcionamiento que los sistemas a los que estamos acostumbrados por parte de la marca, que sin llegar a ser deficientes tiene margen de mejora. Más abajo, ya en la zona media de la consola vemos un diseño muy limpio con poca botonería, dejando el control por botones físicos a la climatización y poco más. Un punto muy acertado.

Además, la calidad del interior, a priori, parece ser bastante buena. Los materiales han sido escogidos cuidadosamente y parece que Toyota ha sabido diferenciar dónde los consumidores preferimos ahorros en este sentido y dónde no. Además de los materiales, hoy también se tienen muy en cuenta las combinaciones de colores e iluminación en el habitáculo. Prueba de ello es la simple pero interesante línea azul que fluye por las puertas y el salpicadero. Por otro lado, las tonalidades principales pueden ser gris oscuro, negro y azul, y negro y marrón.

Equipamiento

toyota-c-hr-17

Dejando a un lado la estética y entrando en la funcionalidad y el equipamiento, Toyota ha incorporado el conjunto de ayudas Safety Sense de serie en toda la gama, con el sistema precolisión con detección de peatones, control de crucero adaptativo, alerta de cambio involuntario de carril con control de dirección, luces de carretera adaptativas y reconocimiento de señales. Por otro lado, a nivel opcional es posible completar el equipamiento con asientos de tapicería mixta, asientos calefactables, sistema de entrada y arranque manos libres, cristales oscurecidos, sistema de ayuda al aparcamiento, llantas de 18 pulgadas y pintura bitono. A esto hay que sumar un potente equipo de sonido firmado por JBL.

Mecánicamente estará disponible en su llegada con una versión híbrida (no enchufable) idéntica a la del nuevo Toyota Prius, es decir, una sociedad recientemente actualizada y optimizada que en conjunto rinde 122 caballos. Homologa un consumo de 3,7 litros de gasolina cada 100 kilómetros.

Por otro lado tenemos el motor 1.2 turbo de gasolina ya utilizado en modelos como el Auris, que entrega 116 caballos y 185 Nm de par, homologando 5,7 l/100 km. Se puede asociar a cambio manual o CVT, estando disponible en este último la tracción al eje delantero y a las cuatro ruedas.

toyota-c-hr-4

Fuente | Toyota


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *