7 octubre 2010 Curiosidades, Superdeportivos

aston-martin-dbs-2009-1.jpg

Algo raro está pasando con los superdeportivos ingleses ya que, si hace unas semanas pudimos ver como Bentley mandaba de vuelta al taller a cientos de sus modelos al parecer por problemas en el mecanismo encargado de esconder y desplegar la encantadora B que decora sus capós, en esta ocasión ha sido Aston Martin la que llamará a revisión a nada menos que 4.110 vehículos.

Por un lado hay que comprender que el problema de un coche realizado completamente a mano es precisamente eso, que un ser humano se puede equivocar o simplemente creer que está haciendo algo bien cuando realmente eso no es así y si a esto unimos la delicada estructura de miles de piezas agitándose queda claro que algo se puede romper.

Pues bien, una vez nos hemos hecho el cuerpo decirte que la susodicha llamada a revisión se ha debido a problemas, al parecer serios, con la suspensión de los V8 Vantage, DB9 y DBS incluidos las versiones roadster con la excepción de la del DBS fabricados entre 2007 y 2008.

En cuanto a la suspensión, según han declarado responsables del constructor inglés, todo podría deberse a un simple perno de la suspensión que podría llegar a rajarse dejando que el brazo inferior delantero se comporte de forma inadecuada e incluso peligrosa, dependiendo de uso que su propietario de al modelo.

Si eres propietario de uno estupendo Aston Martin no debes preocuparte por nada ya que la propia marca se pondrá en contacto con cada uno de los 4.110 afectados a nivel mundial para invitarlos, como no, a llevar su coche a un taller oficial y proceder a la reparación de forma totalmente gratuita para el propietario.

Fuente | Aston Martin


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 7 octubre 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *