8 junio 2012 Compactos, Fotos, Pruebas

Desde mediados del mes de mayo y hasta mediados de junio en Palma de Mallorca se está presentando el nuevo Audi A3 2012 a la prensa internacional. Nosotros pudimos comprobar de primera mano las novedades de esta tercera generación y probar dos motorizaciones gasolina.

En la primera parte os contamos toda la teoría sobre el Audi A3, y ahora nos toca hablar de gama de motores y contaros nuestras primeras impresiones al volante de un Audi A3 gasolina con 122 CV, otro de 180 CV y una pequeña toma de contacto con un A3 2.0 TDI de 150 CV.

Gama de motores y nueva caja de cambios S-Tronic

Cuatro serán los propulsores que tendrá inicialmente disponibles el Audi A3, digo inicialmente, porque casi seguro que con el paso del tiempo se sumarán otras mecánicas y tampoco es descartable un futuro RS3. Pero volviendo a lo concreto, podremos equipar al A3 con dos motores diesel y dos gasolina.

Los diesel son viejos conocidos, se trata de un 1.6 TDI de 105 CV y el archiconocido 2.0 TDI de 150 CV (que anteriormente desarrollaba 143 CV). Mientras que la gama gasolina estará formada por un motor de acceso 1.4 TFSI de 122 CV y completada por el potente 1.8 TFSI de 180 CV. En poco tiempo, seguro que vemos alguna variante más potente, y como decía, los responsables de la marca no descartan un futuro RS3 probablemente con la misma configuración de modelo Sportback.

Tenemos que pararnos un momento en el motor 1.4 TFSI de 122 CV, porque no es el anterior bloque, sino que ha sufrido una puesta a punto en la que le han incorporado una nueva tecnología que permite la desconexión de cilindros. Bajo el nombre de cilinder on demand, se trata de un sistema que desconecta dos de los cuatro cilindros cuando las necesidades de potencia no son elevadas para ahorrar combustible (en la toma de contacto, os hablaremos algo más sobre esta tecnología).

Se ha trabajado en el peso de los motores, reduciendo en el caso del 1.4 gasolina 21 kg gracias al nuevo cárter de aluminio, entre otras reducciones de peso, haciendo que prácticamente sea igual de pesado que la primera generación (en total se han reducido 80 kg).

Tampoco podemos olvidarnos del nuevo cambio S-tronic de doble embrague y siete relaciones, una caja que destaca por la rapidez cambiando de marcha y por el confort que ofrece a la hora de realizar una conducción algo más deportiva.

Toma de contacto Audi A3 1.4 TFSI 122 CV y Audi A3 1.8 TFSI 180 CV

Sólo hablamos de dos modelos con los que tuvimos una toma de contacto, pero realmente serían tres, puesto que el diesel también lo probamos durante un leve periodo de tiempo entre el aeropuerto y el lugar fijado para comer. Con una toma de contacto tan breve, apenas podemos añadir sensaciones sobre este motor que ahora aumenta su potencia hasta los 150 CV.

Tras esta aclaración, los que pudimos probar y de manera satisfactoria fueron los motores gasolina, tanto el potente 180 CV como el pequeño que desconecta cilindros. Siguiendo un estricto orden de potencia, empezaré hablando del motor más pequeño, y por otro lado, más novedoso.

El pequeño propulsor 1.4 TFSI de 122 CV era uno de los más interesantes por la nueva tecnología que desconecta dos cilindros cuando no necesitamos mucha potencia. Al ponernos al volante de este Audi A3 1.4 TFSI de 122 CV lo primero que notamos es suavidad, se trata un motor más que suficiente para la mayoría de los casos, eso sí, conviene llevarlo alto de vueltas para que muestre todo su potencial.

Nuestro primer objetivo era ver en acción la desconexión de cilindros, este procedimiento lo hace automáticamente el coche cuando considera que no hay una necesidad imperiosa de potencia. Normalmente en marchas largas y por encima de 1.500 vueltas, siempre que no requiramos mucha fuerza, el coche intenta desconectar los cilindros, entonces en ese momento, en la pantalla central de la instrumentación nos muestra un mensaje diciendo que circulamos en modo de dos cilindros.

La mayor utilidad de este sistema será en ciudad, donde circulamos a una menor velocidad y para desplazarnos en la urbe no necesitamos tanto aporte de potencia. Eso sí, apenas notamos una pequeña vibración cuando se conectan los cuatro cilindros, siendo muy poco perceptible y suave, en funcionamiento del sistema.

Después de probar el pequeño gasolina, nos pusimos al volante de la versión más potente disponible en el momento de su comercialización, es decir, el 1.8 TFSI de 180 CV. Se trata de un propulsor muy prestacional que no condiciona la suavidad, es progresivo en el empuje y desde las 2.200 vueltas ya notamos su fuerza.

Eso sí, en ambos modelos, el compromiso con la estabilidad sigue intacto con un paso por curva notable y bastante aplomado, además gracias al Audi Drive Select podemos adaptar el coche a nuestra conducción, teniendo una respuesta más inmediata o la dirección con un tacto más duro en carretera.

Nos hemos quedado con ganas de que pase por nuestro equipo de pruebas una unidad del nuevo Audi A3, y esperamos en poco tiempo probar una de manera más pormenorizada porque es un modelo interesante.

Fotos | Diego G. Moreira


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios
  • JJ's

    Sigue sin haber fotos del modelo básico sin la pantalla del salpicadero? Más que nada para saber dónde mostrará la información el equipo de sonido.

  • franki

    hola
    creo que el motor 1.4 tfsi 122cv es sin modo dos cilindros el unico que tiene modo dos cilindros el el 140cv, que por cierto todavia a estas alturas no se vende.
    corriganme si me equivoco
    saludos

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 8 junio 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *