22 febrero 2015 Compactos, Gama / versiones, Híbridos

DSC_0259 copia

Audi nos ha citado en el archipiélago balear para conocer de primera mano el inicio de una tecnología que será fundamental en su visión de futuro.

Hablamos de la tecnología e-tron, cuya primera interpretación real se ve plasmada en el A3 Sportback que hemos podido probar en las carreteras de las islas.

¿Qué es Audi e-tron?

“e-tron” es el nombre que la marca de los cuatro aros otorga a la tecnología híbrida enchufable, que lleva tiempo desarrollando, y cuyo primer paso en el mundo real ha sido el A3. No se trata, por tanto, de un modelo específico del compacto, sino que ya en los próximos meses veremos como la gama e-tron comienza poco a poco a expandirse en otros segmentos tan diferentes como el de los SUV Premium (el Q7 contará con variante e-tron) o el de los superdeportivos, con un previsible R8 e-tron.

Diseño interior y exterior

El diseño del A3 e-tron no sufre apenas variaciones respecto a las versiones convencionales. Sin embargo, esto no implica que desde Audi no hayan querido aportar un toque diferenciador incorporando pequeños detalles que harán que el ojo experto se de cuenta de que no se trata de un A3 al uso. La parrilla delantera cuenta con un acabado específico con mayor número de lamas cromadas. Además, el paragolpes delantero cuenta con apliques cromados en los bajos que llaman rápidamente la atención.

DSC_0263 copia

Las llantas de aleación, de 18 pulgadas, cuentan con un diseño multiradio específico, que una vez en marcha parecen casi ruedas carenadas, aportando un toque futurista al conjunto. Las modificaciones exteriores se completan con un paragolpes trasero específico con dos molduras trapezoidales en la parte inferior que simulan dos tubos de escape. En realidad van escondidos tras el paragolpes. Los logos con la leyenda “e-tron” se localizan tanto en parrilla frontal como en el portón del maletero, así como en las aletas delanteras.

En el interior, no existen cambios a excepción de una instrumentación específica con un reloj que, en lugar de las revoluciones, nos indica la cantidad de potencia que estamos utilizando en cada momento. Además, en lugar de la temperatura, tenemos un indicador formado por barras LED que nos advierte de la carga de la batería de ion-litio.

DSC_0252 copia

Encontramos también la leyenda “e-tron” en el salpicadero, palanca de cambios y estriberas. Además aparece un interruptor específico con el que seleccionar los diferentes modos de conducción.

Tecnología

El terreno tecnológico es uno de los puntos clave de este modelo. El A3 e-tron guarda grandes similitudes con otro modelo del Grupo VW. Os doy unas pistas…motor 1.4 TSI de 150 CV, batería con capacidad para 50 km en modo eléctrico, cambio DSG, 204 CV en total…¿os suena?

Si a alguno se le ha venido a la cabeza el Golf GTE, que sepa que ha acertado de lleno. Efectivamente, hablamos de un desarrollo paralelo en el que cada marca ha optado por un enfoque diferente. Mientras que VW ha buscado un toque más deportivo, la firma de los cuatro aros ha decidido dotar al A3 e-tron por un enfoque más burgués, sin dejar de lado las prestaciones.

DSC_0287 copia

La base técnica del A3 e-tron es una concepción híbrida enchufable en la que un motor térmico 1.4 TSI de 150 CV y 250 NM trabaja en combinación con un motor eléctrico de 102 CV y 330 NM. Ambos propulsores, situados en posición delantera, trabajan conjuntamente a través de una transmisión automática de doble embrague y seis velocidades S-Tronic.

Trabajando de forma conjunta, el A3 e-tron ofrece un total de 204 CV y 350 NM, algo que sucede siempre que la batería tenga carga suficiente. La batería de iones de litio, situada sobre el eje trasero, proporciona una capacidad de 8,8 kWh, suficientes para recorrer, teóricamente, aproximadamente 50 km en modo completamente eléctrico. Se recarga mediante la toma de corriente en 3 horas y 45 minutos en un enchufe tradicional, tardando algo más de dos horas si lo hacemos en un enchufe industrial. No ofrece posibilidad de carga rápida.

DSC_0249 copia

Las prestaciones son más que notables, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 7.6 segundos, alcanzando una velocidad máxima de 222 km/h. Todo ello con un consumo, según homologación, de 1.6 litros cada 100 km. Hay que tener claro que en circunstancias normales no va a ser posible acercarse a esas cifras, ya que el ciclo de homologación de los modelos híbridos enchufables favorecen la consecución de estas cifras tan brillantes.

Conducción, ¿cómo va el A3 e-tron?

Una vez nos acomodamos en el interior del A3, poco cambia a la hora de iniciar la marcha con el modelo e-tron. Basta con pisar el freno y apretar el botón “Start&Stop” para que el compacto alemán cobre vida y nos avise, con un cartel en la pantalla central, de que estamos listos para partir.

DSC_0279 copia

En ningún momento notamos que estamos llevando un vehículo “raro” o especial. La conducción a bajas velocidades es, en la práctica totalidad de las situaciones, en modo completamente eléctrico, lo que aporta un plus de suavidad y silencio de lo más agradable. La frenada es de tipo regenerativo, de forma que si apretamos suavemente el pedal, será el sistema eléctrico el encargado de reducir la velocidad. Si demandamos más potencia de frenado, actuarán entonces los discos y pastillas tradicionales.

Una vez salimos a carretera, el A3 e-tron muestra un buen aplomo gracias a los 1.540 kilos bien repartidos entre ambos ejes, gracias a la colocación de las baterías y depósito de carburante en el eje trasero, entre otros. Es un peso algo elevado para el segmento en el que milita este modelo, aunque si tenemos en cuenta lo que esconde “en las tripas”, deja de parecer tanto.

DSC_0245 copia

En carreteras de curvas, apretando algo más el ritmo, el A3 responde con mucha suficiencia. La respuesta es siempre más que sobrada gracias a las grandes reservas de potencia que tiene el sistema en todo momento, lo que nos permite aumentar la velocidad siempre que las condiciones lo permitan. El comportamiento en curva no difiere en exceso de cualquier otro A3, tal vez exista algo más de inercia propia del aumento de peso, algo que la suspensión endurecida sabe retener sin problema. Se echan en falta unas levas en el volante-que sí tiene su “hermano” el Golf GTE- para poder jugar con las 6 velocidades con algo más de comodidad.

El A3 e-tron ofrece cuatro modos diferentes de conducción, el EV, completamente eléctrico, el Hybrid Auto, en el que el coche se encarga de ofrecer siempre la combinación óptima entre prestaciones y consumos, el modo Hybrid Hold, con el que se mantiene la carga de la batería, y el modo Hybrid Charge, con el que además de encargarse de propulsar las ruedas, el motor TSI actúa también como generador, cargando las baterías.
Los cuatro modos pueden luego combinarse con los perfiles de conducción (Efficiency, Comfort, Dynamic, Individual) del Audi Drive Select, que ya conocemos de otros modelos de la marca.

DSC_0256 copia

Los consumos dependen mucho de los recorridos -y de como los hagamos-. Es un vehículo muy sensible a la conducción, de forma que en una conducción normal, despreocupada, en modo Hybrid Auto, es posible moverse en el entorno de los 4-5 litros sin mucho esfuerzo. Valga como referencia que, en un tramo de unos 100 km por carreteras de montaña a un ritmo bastante ligero, el consumo medio arrojado por el ordenador fue de 8.6 litros. Sin embargo, en otro trayecto mixto de 30 km, utilizando mayoritariamente el modo eléctrico, la cifra final fue de tan sólo 2.3 litros cada 100 km.

Fotografía | Daniel Valdivielso


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 22 febrero 2015
  2. Audi potencia su alianza con IBIL para fomentar el uso de los híbridos enchufables 18 marzo 2015
  3. El nuevo Audi Q4 RS de 400 CV llegará en 2019 25 abril 2017

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *