25 agosto 2016 Coupés, Deportivos, Todoterrenos / SUV

Audi R8 V10

El Virtual Audi Cockpit se presentó en el CES de Las Vegas en el año 2014 y enseguida se incorporó al equipamiento de la tercera generación del Audi TT Coupé, ofreciendo nuevas posibilidades para convertir el cuadro de mandos del coche en algo mucho más avanzado de lo que había disponible en la marca alemana hasta el momento. La principal ventaja se centra en la comodidad y la funcionalidad, que repercute también en el confort y la seguridad, al tener el conductor toda la información al alcance de la vista.

Este sistema presenta toda la información en un display TFT de 12,3 pulgadas con una resolución de 1.440 x 540 píxeles. La calidad de imagen y la nitidez viene dada por el procesador gráfico suministrado por Nvidia. El Tegra 30 de la serie Tegra 3 funciona con cuatro núcleos y con algo más de 1 GHz, por lo que gestiona la imagen de manera muy efectiva y rápida. Funcionando en combinación con un programa informático, genera unos gráficos en 3D que muestran los datos al conductor.

Audi virtual Cockpit Audi A4 (5)

Calidad en la imagen y claridad en los datos

Estas imágenes de alta calidad permiten que sea difícil determinar que se trata de una animación informática y parecen elementos físicos que no se diferencian de los “reales”. Pero las características virtuales de este sistema permite cambiar la configuración de las imágenes. Así, a través de los mandos ubicados en el volante multifunción se puede cambiar la imagen. El modo clásico permite tener un visor tradicional, mientras que en el modo Infontaiment se añade el navegador, que ofrece su informacién en el cuadro central.

Además, también se adapta a cada uno de los modelos en los que se está integrando. Por ejemplo, en modelos como el TTS o el R8, en los que el modo deportivo ofrece un cuentarrevoluciones central dominando la imagen, con un anillo interior que presenta la velocidad mediante cifras digitales. Si hablamos del modo Perfomance en el Audi R8 incluye un indicador luminoso para informar al conductor si se alcanza el régimen máximo de giro del motor.

En el caso del Audi Q7 e-tron, en la pantalla se muestra el flujo de energía o el estado de la batería. También se puede encontrar en las gamas Audi Q2, A3, A4 y A4 Avant, A5 Coupé, TT Coupé y TT Roadster, así como en el SUV de alta gama el Audi Q7 y en el deportivo de altas prestaciones, el R8. En este caso, junto con el Audi S5 y S5 Coupé, los TT Coupé y Roadster y los Audi SQ7 y Q7 e-tron quattro, está incluido de serie.

El precio de instalación del Audi Virtual Cockpit oscila ente los 365 y los 735 euros, dependiendo del modelo donde se quiera instalar.

Fuente | Audi


También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *