17 julio 2015 Compactos, Deportivos, Gama / versiones

Audi RS3 Sportback carbono (5)

Este Audi RS3 Sportback presentado por la firma de los cuatro aros es una de sus últimas creaciones y contempla un avance de lo que podremos llegar a ver en un futuro cercano en otros vehículos de alto rendimiento del Grupo Volkswagen. Nos referimos a las llantas de fibra de carbono, una noticia que llegaba con el anuncio de que ThyssenKrupp Carbon Components y Maxion Wheels se habían asociado para trabajar en el desarrollo de llantas de fibra de carbono con el fin de generalizar un componente que a día de hoy es accesible solo a los deportivos más imponentes del mercado.

El Grupo Volkswagen fue la empresa interesada en el desarrollo de esta tecnología, dispuesta a instalarla en los modelos de alto rendimiento que comercializan marcas como Audi, Lamborghini, Bentley, Bugatti, Porsche y la propia Volkswagen. Y es en la última creación de la firma con sede en Ingolstadt donde podemos ver el primer ejemplo de llantas de fibra de carbono. Este Audi RS3 Sportback cuenta con un juego de estas llantas, las cuales aseguran ser un 40% más livianas que las fabricadas con aluminio forjado.

Audi RS3 Sportback carbono (1)

Volviendo al Audi RS3 Sportback, los detalles en su carrocería se distribuyen de forma uniforme. Por un lado, el frontal recibe un tratamiento en fibra de carbono compuesto por el splitter, la parrilla central y las tapas de los espejos retrovisores. La zaga, por su parte, también incluye el difusor en carbono, mientras que las letras ‘quattro’ están retroiluminadas mediante LEDs. El capó recibe una obra única en la que se aprecia la pintura realizada para mostrar el potente motor que alberga en sus entrañas.

En el interior, de nuevo la fibra de carbono hace acto de presencia, ya sea en el volante, los posavasos, el cenicero y la consola central. Además, las piezas de plástico de fábrica han sido tratadas en el mismo color de la carrocería o en negro brillante lacado. Ya bajo el capó, la mecánica de cinco cilindros TFSI de 2,5 litros sobrealimentada no presenta cambios, entregando los mismo 367 CV y 465 Nm de par motor originales. Esto le permite pasar de 0 a 100 km/h en 4,3 segundos y alcanzar una velocidad máxima limitada de 250 km/h.

Vía | QuattroDaily


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *