17 febrero 2012 Eventos, Fotos, Pruebas, Todoterrenos / SUV

Hace unas semanas Audi nos invitaba a los cursos de conducción que imparte sobre la nieve y al mismo tiempo nos proponía probar el nuevo Audi Q3. El plan era de lo más completo, en dos días íbamos a poder probar el nuevo todocamino alemán y conocer de primera mano la experiencia de conducir sobre la nieve gracias a la Audi Winter Drive Experience.

Hoy nos vamos a centrar en el Audi Q3, puesto que hicimos una toma de contacto con el modelo durante cerca de 300 km, abordo de un Q3 2.0 TDi de 177 CV y de un TFSI de 170 CV. Todo esto en un recorrido entre Barcelona y Andorra de lo más pintoresco y nevado, y el regreso de Andorra a Barcelona por Francia.

Recogida de los Audi Q3 en el Camp Nou

Nada más bajarnos del avión nos dirigimos hacía el Camp Nou, en ese emblemático y archiconocido estadio será donde nos entreguen los Audi Q3. El lugar es curioso y seguro que para más de un fan del futbol, es un sitio interesante para visitar, pero este editor que ahora os escribe es completamente nulo en todo a lo que a futbol se refiere.

En los exteriores tenemos las unidades del Audi Q3 esperándonos, nos decidimos por un diesel de dos litros con una potencia de 177 CV, es un viejo conocido del grupo VAG y una buena opción si queremos unos consumos ajustados pero no queremos renunciar a las prestaciones.

Exteriormente el Q3 destaca por su apariencia en consonancia con el hermano mayor, es decir, el Audi Q5. En el frontal llaman la atención las luces diurnas tipo LED que dibujan el faro y en el centro esconden los faros bi-xenon que equipaba nuestra unidad de pruebas.

En la zaga de nuevo vemos una línea de diseño similar al Q5, pero a escala. Curiosa es la disposición de las luces traseras, con tecnología LED. Puesto que el mayor protagonismo se lo llevan las luces de posición que de nuevo dibujan el trazo del faro, mientras que las de freno parecen hasta pequeñas siendo una simple línea en la parte central.

Mientras nos vamos organizando y haciendo el vídeo que os traeremos en la segunda parte del evento, el resto del grupo empezamos a sacar fotos y ver en detalle el interior del Audi Q3. Cuando te sientas mantiene la postura elevada, propia de un todocamino y que tanto gusta a la clientela de este tipo de vehículos.

El diseño interior es correcto, eso sí, es una pena que no se hayan recurrido a materiales de tacto más blando en la parte inferior del salpicadero, los cuales si están presentes en la parte superior. Además han recurrido a elementos como el climatizador del actual A3 que acusa el paso del tiempo.

Por otra parte, estas son las únicas pegas que podemos ponerle al interior, porque la calidad percibida es correcta, al igual que los ajustes. El espacio en las plazas delanteras es bastante amplio, mi compañero es alto y no tenía problemas con la cabeza. En las plazas traseras de nuevo nos encontramos un vehículo amplio donde pueden viajar sin problemas tres adultos, claro está, siendo más cómodo para dos.


Toma de contacto dirección Soldeu (Andorra) y regreso a Barcelona

Durante nuestro recorrido en dirección Soldeu (Andorra) pudimos probar el Audi Q3 con el motor diesel 2.0 TDI de 177 CV, un coche que nos ha gustado por las prestaciones más que suficientes para mover a este todocamino con soltura y por un consumo contenido, que durante toda la subida hacía Andorra rondó los 7 litros a los 100 km.

Mientras que el recorrido de vuelta el motor elegido fue un 2.0 TFSI de 170 CV, un motor gasolina que sobresale por la suavidad. Necesitamos llevarlo algo más alto de vueltas para notar la potencia, pero sin duda responde con contundencia a las órdenes del acelerador, destacando como ya hemos dicho, la suavidad puesto que es muy agradable de conducir y suave.

Como todocamino el Audi Q3 cumple perfectamente las expectativas, además la tracción Quattro (todas las unidades la equipaban) siempre nos aporta un plus de seguridad en cualquier superficie, pero tal y como vimos en primera persona, es una pena que no equiparan neumáticos mixtos puesto que así el resultado final sería mucho más satisfactorio. De echo si estais pensando en un Q3 para ir a la nieve es interesante optar, al menos, por los neumáticos mixtos.

El confort abordo y en carretera es elevado, con una postura de conducción típicamente elevada y bastante espacio interior, es un modelo que se defiende mejor en carretera y se nota por su calidad de rodadura y el confort interior que desprende, al rodar por autovía y carretera.

En poco tiempo esperamos hacer una prueba más completa del Audi Q3, pero nuestras primeras impresiones con el modelo han sido, en general, positivas. En la segunda parte nos centraremos en la Audi Winter Drive Experience.

Fotos | Diego G. Moreira


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Audi Winter Drive Experience en Soldeu (Andorra) 21 febrero 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *