25 abril 2016 Compactos, Deportivos, Tuning

audi-rs3-sportback-preparacion-oettinger
La gama Audi A3 cuenta con dos versiones deportivas como son los Audi S3 y Audi RS 3 Sportback que, si bien no son unas variantes radicales de las que no puedes conducir más de dos horas sin acabar con serios dolores de espalda, resultan muy efectivas y permiten un alto paso por curva sin mayores complicaciones teniendo todo bajo control.

Pero eso son las variantes de serie tal y como las comercializa el fabricante. En la más prestacional, el Audi RS 3 Sportback, se utiliza un cinco cilindros TFSI de 2.500 centímetros cúbicos que produce 367 caballos y 465 Nm de par, que posteriormente se reparten entre las cuatro ruedas.

Este coche ha sido la base de multitud de modificaciones de diferentes preparadores, pero nunca habíamos visto unas características tan bestias como las que ofrece Oettinger. Dependiendo de tus gustos y lo que quieras potenciar tu Audi RS 3, puedes escoger entre cuatro etapas diferentes.

En la primera etapa, la potencia asciende desde esos 367 caballos de stock hasta los 430. Una cifra bastante digna con la que los clientes del RS 3 que se hayan cansado de la potencia de serie sientan nuevas sensaciones gracias a esos 63 caballos extra y a los 625 Nm totales por un precio de 2.640 euros.

audi-rs3-sportback-preparacion-oettinger-2

Si te parece poco y quieres dar un salto aún mayor, la etapa 2 aumenta la potencia hasta los 520 caballos y el par motor hasta los 680 Nm. De esta forma, el compacto deportivo de Audi es capaz de pasar de 0 a 100 km/h en sólo 3,3 segundos, bajando un segundo el registro del modelo de serie y pudiendo circular a nada menos que 310 kilómetros por hora. El precio en esta ocasión se sitúa cerca de los 11.000 euros.

Oettinger ha pensado en todo el mundo y tal vez existan algunas personas en el mundo que su sed de potencia no se sacie con 520 caballos.Aunque el preparador no ha facilitado muchos datos, asegura que dispone de dos etapas más radicales. La tercera eleva la energía del 2.5 TFSI hasta los 650 caballos y 750 Nm, mientras que la cuarta y más extrema finaliza con una potencia desorbitada de 750 caballos y 900 Nm de par. Y todo ello se extrae de un propulsor de 2.500 centímetros cúbicos, por lo que su potencia específica es de 300 caballos por litro de cilindrada.

Vía | Oettinger


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *