16 julio 2016 Eventos

Logo-Autocine-madrid

Hace muy poco saltó la noticia de que Madrid pronto iba a contar con un autocine, un zona de proyección al aire libre donde los espectadores estarán cómodamente sentados en su coche y podrán disfrutar de la película sin tener que bajar de él. Todos tenemos una imagen clara de lo que es un autocine, sobre todo gracias a las películas estadounidenses, donde fue un tipo de recinto muy popular en las décadas de los años 50 y 60.

En España, aunque nos sorprenda a muchos, siguen existiendo este tipo de cines al aire libre. La mayoría de ellos están ubicados en la Comunidad Valenciana, una zona que se caracteriza por su benigna climatología, que ofrece muchos días despejados y con una excelente temperatura. Otros, sin embargo, están en la zona Norte del país, donde ya es más complicado librarse de la lluvia, aunque es también un lugar estupendo donde pasar un buen rato viendo la película que proyecten.

Siete autocines para disfrutar en España

El más antiguo de todos ellos que permanece abierto es el Drive-in, que está ubicado en la población alicantina de Dènia y se abrió en el año 1979. Está a solo 200 metros del mar y cuenta con una pantalla de cine digital de alta definición de 200 metros cuadrados. El precio de la entrada es de 6 euros por persona y de 3 euros por coche. Hay otros precios, dependiendo del horario y el día.

Muy cerca de Alicante, en Mutxamel, se encuentra otro autocine, El Sur, que se abrió en el año 1980. Abre todos los fines de semana del año y permanece cerrado los días entre semana desde noviembre hasta el mes de abril. Permiten la entrada de perros en cada coche y no importa si llueve, porque mantienen la programación prevista aún y cuando haga mal tiempo.

En El Saler, en Valencia, está abierto desde el año 1981 el Autocine Star. Este ofrece varias ventajas, como descuentos si se va en pareja o si está el coche lleno. También es muy frecuentado por turistas que visitan la ciudad y que quieren ver el cine de otra manera.

En Gijón nos encontramos con el autocine Gijón, que abrió en el año 1993 y que también abre incluso en los días lluviosos. Para evitar que la lluvia empañe el parabrisas, se ofrece de manera gratuita unos paraguas hechos con chapa que impide que el agua lo moje e impida la visión de la película. El precio por coche es de diez euros, independientemente del número de ocupantes e incluso se puede ver la pelicula desde su terraza por el precio de 5 euros.

autocine-gijon

En Torrelavega encontramos el Autocine Cantabria, que tiene una capacidad de 100 coches y una pantalla de 16 metros cuadrados. Es el más pequeño de todos y tiene un precio de entrada de 5 euros por persona y 1 euro por coche, aunque en el día del espectador no cobran el coche y solo cuesta 3,95 euros por persona. La lluvia hace que también sea necesaria la visera que protege el parabrisas.

Los autocines tuvieron su momento en España y continúan siendo una opción de ocio muy curiosaEn el año 2015 se inauguró el Autocine Getxo, en Bilbao, donde la lluvia también hace acto de presencia de manera casi continua. El precio por coche es de 10 euros y permite ver una programación que combina cine clásico con lo más actual. Por último, en Ribadesella se abrió en el mes de marzo de 2016 el autocine del mismo nombre, con un precio por coche de 10 euros y de 5 euros si se elige entrar andando. Tiene una buena oferta gastronómica que se puede disfrutar en las mesas habilitadas para comer.

El Autocine Madrid no ofrecerá solo películas, sino que se vende como un espacio cultural y de ocio que tendrá una amplia zona de comida, con foodtrucks y tendrá una pantalla de 250 metros cuadrados. La capacidad de este inmenso cine al aire libre será de 350 coches, complementados por zonas de descanso para personas que acudan sin coche con mesas para tomar una copa mientras se ve la película. Se espera que este complejo esté abierto a finales del mes de agosto.

Si te preguntas cómo se puede ver y oir la película desde el coche, te comentamos que utilizan un sistema que emite a través de la banda FM, por lo que se puede escuchar desde la propia radio del coche con una considerable calidad de sonido. Una manera diferente de ver una película, que sigue tan vigente como hace medio siglo y en las que las nuevas tecnologías han entrado a lo grande. Y todo, sin bajar de nuestro coche. ¿Te animas a probar?


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *