14 septiembre 2016 Normativa, Seguridad

control guardia civil 1

Se trata de una costumbre que está muy arraigada. Cuando nos cruzamos con un control de tráfico, muchas veces no podemos evitar hacer destellos con las luces para advertir al resto de conductores de que se van a encontrar con él. Parece que les estemos ayudando, avisando que reduzcan la velocidad y que se preparen para recibir el alto y posiblemente, tengan que soplar para ver el nivel de alcohol que llevan encima.

Actualmente, también existe la posibilidad de avisar de estos controles a través de varias aplicaciones para el móvil. Esto es, decididamente, una irregualidad que puede traer serias consecuencias. El conductor que sea identificado realizando estos avisos puede llevarse un buen susto, en forma de una cuantiosa multa, retirada de puntos e incluso puede llegar a ser detenido, como se ha dado algún caso. Advirtiendo de estos controles, se permite que los conductores que hayan bebido alcohol o estén bajo los efectos de las drogas continúen circulando, siendo un peligro para el tráfico.

Pero la Guardia Civil de Tráfico ha hecho viral un vídeo de la policía francesa que nos da un punto de vista totalmente diferente y muy preocupante. En este tweet se incluye el vídeo, que te invitamos a ver hasta el final, porque seguro que te va a sorprender.

El vídeo es muy impactante y nos muestra una de las consecuencias que puede tener el hacer las luces al resto de conductores. Puede parecer algo de película, pero lo cierto es que los controles policiales y de la Guardia Civil no se establecen solo para hacer controles de alcoholemia, sino para otro tipo de operativos, como el que vemos en el vídeo.

Aún así, sería muy frustrante saber que se ha producido algo de este tipo y que los esfuerzos para localizar a la persona que ha desaparecido se ven bloqueados porque a alguien se le ocurre avisar de que hay un control un poco más adelante. Y quien dice este tipo de sucesos, dice cualquier otra cosa, la búsqueda de un terrorista o simplemente, la posibilidad de ayudar a alguien. Así que es mejor dejar que las cosas sigan su curso, se eviten riesgos para los demás, y si alguien incumple alguna norma, que apechugue con las consecuencias, en lugar de ser la persona que hace las señales las que cargue con todo. Con la denuncia y el cargo de conciencia de que puede haber evitado algo más grave que una multa por embriaguez.

Fuente | Twitter


También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *