5 enero 2015 Seguridad

accidente-mortal
Al final de cada año, llegan los datos que se recopilan a lo largo de esos doce meses y nos enfrentamos a la triste realidad. Pese a los esfuerzos que se realizan cada año, la cantidad de muertos en carretera se mantiene con solo tres fallecidos menos. Y un dato preocupante. Aunque hay menos fallecidos por accidente, el número de los que lo han hecho en carreteras secundarias ha crecido.

Por contra, se han reducido los muertos en accidente en autovía y autopista. Juntos, los accidentes con muertes en estas vías suman un 21%, mientras que el resto de las 1.131 víctimas de accidentes están registradas en las vías secundarias. La falta de atención en este tipo de carreteras puede ser uno de los motivos principales para este aumento de colisiones en las carreteras con un solo carril por sentido de circulación.

Pero hay otros detonantes de este tipo de accidentes que pueden evitarse y que podría ser el objetivo de la DGT y las acciones tomadas por el Gobierno para hacer que se reduzca de manera más efectiva esta trágica cifra. Uno de los principales problemas es el envejecimiento de los coches, ya que se ha comprobado que la edad media del parque automovilístico español es de 10,9 años.

En 2014 solo se ha conseguido reducir la cantidad de fallecidos en 3 personasEn el caso de coches implicados en accidentes con víctimas mortales, esta antigüedad llega hasta los 12 años. Con la aplicación del Plan PIVE e incluso mejorándolo, podría facilitar el rejuvenecimiento de los coches que circulan por las carreteras.

El problema se extiende con la falta de mantenimiento de los coches, que necesitan un buen servicio para evitar problemas y averías debido a su elevada edad. El estado de los neumáticos, que ven como se retrasan los cambios, es uno de los puntos más delicados. También se han reducido las visitas al taller, el uso de autopistas de peaje, más seguras y las coberturas del seguro.

La calidad del mantenimiento de las vías también se ha reducido. Además, existen hasta 38 tramos considerados como “tramos negros”, con un total de 472,2 kilómetros de recorrido. Si se eliminaran estos puntos negros, seguro que se podrían evitar muchos accidentes.

Esperemos que el año 2015 sea mejor en estos aspectos y no tengamos que lamentar tantos fallecimientos debidos al tráfico, con más inversiones para mejorar las carreteras y facilidades para renovar el parque automovilístico español.

Fuente | RACE


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *