9 enero 2012 Industria, Muscle cars

No es la primera vez que soplan los aires de regreso de otro ilustre, de las filas de los muscle cars. La verdad es que el nombre de Barracuda (como el Plymouth Barracuda) suena en las oficinas centrales de Chrysler desde finales del año 2010, época en que Chrysler compró los derechos de uso del nombre. En esa oportunidad, se barajaba como posible complemento del Dodge Challenger.

Sin embargo, el mercado a sufrido un serio revés y el Challenger no se ha llevado por delante ni al Camaro, ni al Mustang. El muscle car de Chrysler está empantanado en el tercer lugar de preferencias en ventas, lejos de sus archirivales y posiblemente la idea sea ahora la de reemplazar al Challenger con el Baracuda, un deportivo que pueda servir más a los intereses de Fiat-Chrysler, más que de servir de pólvora para los sueños de los amantes de los muscle cars.

De acuerdo a lo que se ha comentado últimamente con respecto al Barracuda, ahora sería una alternativa para reemplazar al Challenger y ni siquiera usará su misma plataforma, sino que será más pequeño y más liviano que su antecesor. De paso, podría ser empleado por los socios europeos de una mejor manera que el Challenger ¿Un nuevo Alfa Romeo o Lancia en el horizonte?

Ahora bien, mientras se dice que el nuevo Barracuda llegará en 2014, tenemos por delante al nuevo Viper, siendo presentado dentro de tres meses y que aparecería ya como modelo 2014. O nos quedamos con la idea de que el Viper pasará a ser el muscle car de Chrysler (mejor dicho, de SRT) o nos vamos por el lado de que el Barracuda también será SRT, pero mucho más refinado y más europeizado.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 10 enero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *