6 junio 2011 Curiosidades, Eléctrico, Híbridos

bateria-powergenix.png

Cuando hablamos de coches híbridos o eléctricos puros tenemos que tener en cuenta uno de sus mayores problemas, las baterías, ese elemento clave a través del que se consigue energía, de una manera u otra dependiendo del tipo del vehículo, y sin el que nuestro híbrido o eléctrico no sería nada.

Precisamente uno de sus principales problemas, a parte de la poca autonomía que, por ahora, son capaces de ofrecer está su elevado peso, algo que penaliza aún más el rendimiento del vehículo y uno de los principales camino de estudio para los desarrolladores de este elemento primordial para el futuro de la automoción.

powergenix-prius.jpg

Precisamente en este camino hoy quiero hablarte de las últimas investigaciones publicadas por PowerGenix en las que se nos habla de nuevas baterías de Níquel-Zinc, baterías que fueron descubiertas allá por los años 20 y que por aquel entonces fueron descargadas básicamente por ofrecer una vida útil demasiado corta.

Al parecer, y después de muchos años de estudio, se ha conseguido solucionar todo tipo de problemas en cuanto a su vida útil, consiguiendo equipararla no solo a la de las baterías de Plomo-Ácido, baterías que hasta ahora montaban todos los vehículos y que eran destinadas al arranque del mismo o a alimentar los dispositivos electrónicos, sino también a la vida útil de las nuevas Níquel-MetalHidruro, básicamente las que montan actualmente todo híbrido que se precie.

powergenix_prius-det-bateria.jpg

Precisamente estas nuevas baterías destacan por algo tan simple como el tener una mayor densidad de carga, de media unos 20 Wh/kg frente a las baterías de los híbridos actuales así como el presentar un volumen y un peso mucho menor, suelen rondar el 30% de una batería normal con un coste claramente inferior, muy parecido a las Plomo-Ácido de toda la vida.

Lamentablemente por ahora este tipo de baterías no es muy común pese a sus beneficios, por ejemplo, según la compañía han estado haciendo pruebas directamente sobre el híbrido por excelencia, el Toyota Prius, vehículo que tras sustituir sus baterías de Níquel-MetalHidruro por unas de Níquel-Zinc ofrecía resultados muy atractivos, nada menos que aproximadamente un 30% más de autonomía en modo eléctrico, cargas mucho más rápidas o algo que seguro te interesará, una reducción del precio de las baterías de un 25%.

Por otro lado tenemos que hablar del simple hecho de que este tipo de baterías no requieren de sistemas especiales para su refrigeración, ¿menos peso aún?, además tener el honor de ser las baterías más reciclables del mercado. Sin lugar a dudas una buena noticia y sobre todo un PowerGenix nos acaba de indicar el camino por el que deberían seguir, a corto plazo, nuestros estudios.

powergenix.jpg

Vía | greencarcongres


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *