5 agosto 2016 Deportivos

Elvis-BMW507-36

El Concourse d’Elegance de Pebble Beach tendrá este año un invitado muy especial. Vale, ya sé que en este evento anual precisamente lo que abundan son los coches especiales y realmente espectaculares, pero este en concreto es una unidad muy especial que seguro que atraerá todos los focos. Se trata de un BMW 507 Roadster que ya hizo eso mismo hace más de 60 años, cuando fue conducido por Elvis Presley.

Se trata de un coche que el cantante estadounidense compró durante su servicio militar en Alemania, cuando contaba solo con 23 años y que desapareció de la vista tras unos años en su garaje. ¿Cómo han conseguido encontrarlo y ponerlo a punto? Pues gracias a la labor periodística de Jackie Jouret, que descubrió que el coche que condujo el Rey había participado antes en varias competiciones con el piloto Hans Stuck. Además, fue un coche de exhibición en el Salón de Frankfurt en 1957 y la prensa se fijó en él para las promociones.

Elvis-BMW507-38

El coche fue comprado por un concesionario y puesto a la venta. Gracias a esto, supo que el número de bastidor del coche era el 70079 y la matrícula registrada tenía el número M-JX 800. Los registros también le llevaron hasta el momento en que Elvis compró el coche y sustituyó las matrículas por otras del ejército de Estados Unidos. Este podría ser el motivo por el que se le perdiera la pista y no se relacionara con él en un primer momento.

Elvis se lo llevó hasta Estados Unidos y le cambió el color blanco con que se lo había comprado por un color rojo. ¿El motivo? Con frecuencia aparecía el coche con inscripciones hechas con carmín, así que decidió que si lo pintaba de rojo, no existiría ese problema. También le cambió el motor V8 original, de 150 CV, por un motor Chevrolet V8.

Y después, ya no se supo más del coche. Hasta que en el año 2006 una persona leyó el artículo sobre el misterioso BMW 507 Roadster y se puso en contacto con el periodista. Él era el propietario del coche con número de bastidor 70079, aunque no sabía que Elvis había sido uno de sus propietarios. De hecho, el coche se encontraba en muy mal estado, con el color rojo con que lo había pintado el cantante.

Elvis-BMW507-21

Le faltaba el motor, la tapicería estaba en muy mal estado y le faltaban elementos como el propio cuadro de mandos. El coche pasó por las manos de BMW Group Classic, la división de restauración que se puso a trabajar con el coche y consiguió recuperar su forma original, añadiendo el motor de origen y todas las piezas que faltaban. Algunas tuvieron que hacerse exclusivamente para el coche, porque dado que solo se fabricaron 254 unidades en la década de los 50, era bastante raro.

Una vez terminada la restauración, se podrá ver en Pebble Beach y seguro que será tan solicitado y buscado como cuando lo conducía el propio Elvis. ¿Aparecerán pintadas de carmín en su carrocería?

Vía | Carscoops


También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *