25 noviembre 2008 Berlinas, Industria

735d-f01-1.jpg

La combinación de una creciente demanda de los americanos de versiones más ecológicas y eficientes y las regulaciones estrictas de la normativa CAFE para mejorar los consumos de los vehículos, han llevado a BMW a plantearse la posibilidad de llevar una motorización diésel a Estados Unidos en su nueva Serie 7.

La noticia la comunicó el presidente de operaciones de BMW en Norteamérica, Jim O’Donnell, quien admitió que los nuevos gustos de los consumidores y el actual clima económico han hecho que llevar diésel a ese mercado pase de no estar en sus planes a considerarse como muy posible. De hecho, versiones análogas para el Serie 3 y el X5 también están dentro de los planes de la firma alemana para Norteamérica.

Un dato curioso es que gracias a las mejoras implementadas en las tecnologías diésel de BMW en los últimos años, cuenta O’Donnell que cuando varias personas de concesionarios americanos de la marca fueron a probar el nuevo Serie 7 en Alemania, ni se dieron cuenta de que era un diésel, pero que pidieron uno porque les encantó.

La nueva generación del Serie 7 saldrá a la venta en Norteamérica en Marzo del año que viene, pero por el momento solo con los bloques V8. Sin embargo, basándose en estas declaraciones y en el éxito que tienen las versiones de gasóleo en Europa, es muy probable que el 730d acabe por tierras americanas también.

Vía | Motor Authority


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *