12 enero 2012 Industria

BMW zanjará las diferencias existentes entre los modelos mayoritarios de la marca y la exclusiva serie M, con una división intermedia llamada BMW M Performance a presentarse en el próximo salón de Ginebra, con variantes que comprenderán toda la línea de modelos a gasolina y diésel, además de la tracción total.

Para hacer rechinar aún más los dientes de aquellos que piensan que los modelos diésel no son dignos de formar parte de ninguna división M, los primeros ejemplares serán diésel, precisamente. Estos serán los M5 550d xDrive, el hermano no querido del M5 con su diésel triturbo y el X6 M50d xDrive, sobre el cual les anticipáramos los detalles hace poco tiempo.

De acuerdo a BMW, esta nueva división está creada y pensada para aquellos que quieran tener un poco más de prestaciones en sus vehículos de todos los días, pero sin dejar de lado la practicidad que un modelo M dejaría de lado, filosofía que puede ser más o menos discutible.

¿Crees que vale la pena meter más modelos entre los M y los “normales”? Yo tengo mis dudas, sobre todo siendo que los primeros serán diésel, pero ya veremos qué tal funciona ese triturbo.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 12 enero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *