2 junio 2012 Berlinas, Deportivos, Industria

El brazo norteamericano de BMW y M GmbH están moviendo los hilos y tienen en la mira a la próxima generación del Serie 7, aferrados a los aires de downsizing que permiten extraer potencia de un motor de cuatro, seis u ocho cilindros, con unas cifras que antes le pertenecían a los propulsores V10 o V12. Pero no te alarmes, que los hipotéticos M7 no tendrán motores de cuatro cilindros (y diésel para más señas), al menos de momento.

La idea es aplicar en un futuro cercano la fórmula de preparación de los modelos M que está en boga, de manera que no pretenderemos encontrar motores de doce cilindros. El moto posiblemente será un V8 con doble turbo, que estaría disponible en 2016 o 2017. Dicho motor estaría más allá de los 600 caballos y contaría con todo tipo de complementos como suspensión activa y cambio de doble embrague.

Tal vez sea un poco apresurado hablar de un Serie 7 con el signo de M, ya que aún estamos digiriendo el plan de producción de la marca hasta el 2015. Dado el tiempo de espera o lo volátil de una noticia como esta muy a futuro, lo que único que habría digno de mencionar en este caso es que la Serie 7 no contaría con un ejemplar dedicado a las altas prestaciones (y no solamente por la fuerza bruta del motor, sino que esté realmente preparado en todos los sentidos), si no fuera por el Serie 7 disfrazado por Alpina con su B7.

Vía | Car and Driver


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 2 junio 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *