18 septiembre 2013 Eléctrico, Industria

i3

BMW ha comenzado hoy la producción de su primer coche eléctrico, el BMW i3, en las instalaciones que el grupo tiene en Leipzig, Alemania. Uno de los atractivos del i3 es que será el primer vehículo fabricado en serie hecho con fibra de carbono, material 50% más ligero que el acero y con la misma resistencia.

Hasta hoy, la fibra de carbono era usada para la fabricación de vehículos de series limitadas o súperdeportivos. Sin embargo, BMW ha logrado optimizar los procesos para que sea posible la utilización de estos materiales eficientes en vehículos producidos en serie.

Así, la nueva arquitectura del BMW i3 proviene del sistema denominado LifeDrive, formado por dos elementos: el módulo Drive de aluminio, que es la parte activa necesaria para la conducción (incluye el motor, chasis, acumulador y los componentes estructurales y de protección contra impactos); y el módulo Life, de polímero reforzado con fibra de carbono, que forma el habitáculo.

Este sistema reduce a la mitad el tiempo necesario para la producción en comparación con la fabricación en los sistemas automovilísticos convencionales. Por otro lado, disminuye el peso del coche entre 250 y 350 kilogramos en comparación con otro vehículo de tamaño similar, lo que es fundamental en los eléctricos, ya que la autonomía depende, además de la capacidad de la batería, del peso del coche.

El i3 se venderá también en España, a un precio de 35.500 euros para la versión 100% eléctrica. En el momento de su lanzamiento al mercado, también se ofrecerá una versión con un pequeño motor de gasolina que hace las veces de generador, aumentando así la autonomía.

Fuente | BMW


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 18 septiembre 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *