6 abril 2016 Coupés, Tuning

bmw-m6-gran-coupe-gpower

G-Power es un conocido preparador de vehículos experto en darle, a cualquier modelo, una dinámica y aspecto mucho más picante de lo ofertado de serie. Esta vez, ha desarrollado varias etapas de potenciación para el ya de por sí potente BMW M6 Gran Coupé.

Antes de nada, mejor nos ponemos en situación. La Serie 6 de BMW es la gama deportiva con mayor tamaño de la marca alemana, siempre y cuando nos olvidemos de los modelos SUV. Está disponible tanto en carrocería coupé (de dos puertas) como en versión Gran Coupé, que cuenta con cuatro puertas aunque mantiene la silueta baja y alargada tipo coupé.

Las versiones más deportivas, como no podía ser de otra forma, son reconocibles fácilmente por la sigla M de Motorsport y por un kit estético que potencia su dinamismo así como varias mejoras mecánicas.

El coupé bávaro de cuatro puertas cuenta, de serie, con un propulsor V8 de 4,4 litros que eroga nada menos que 560 cv además de 680 Nm de par. Toda esta energía se transmite a las ruedas traseras pasando antes por una transmisión automática de 7 relaciones. Así, el M6 Gran Coupé de stock es capaz de acelerar desde parado hasta los 100 km/h en apenas 4,2 segundos.

G-Power ofrece tres alternativas de potenciación distintas para él y, aunque nos vamos a centrar en la tercera y más interesante etapa, debes saber que en la más “suave” gana 90 cv para llegar hasta unos más que respetables 650 cv; mientras que la modificación mecánica intermedia alcanza los 700 cv.

bmw-m6-gran-coupe-gpower-2

La tercera y más interesante etapa eleva la potencia hasta cifras que asustan con sólo dar el dato: 740 cv. Tampoco deberíamos despreciar la cifra de 975 Nm de par, que gana casi 300 Nm respecto al modelo de serie ofrecido por BMW. El preparador ha publicado un solo dato de aceleración, aunque con él nos es suficiente para hacernos una idea del potencial de este BMW M6 Gran Coupé. Desde parado es capaz de alcanzar los 200 km/h en poco más de 10 segundos.

Aunque no conocemos el tiempo que necesita para pasar de 0 a 100, podemos hacernos a la idea de que no será mucho más rápido de 4 segundos, teniendo culpa de no ser aún más efectivo las pérdidas de tracción del eje trasero al contar con tracción simple en este eje. Por otra parte, se elimina el limitador de velocidad máxima que de serie no permite superar los 250 km/h. Por tanto, y según afirma G-Power, la velocidad máxima se sitúa en 325 km/h.

Para conseguir todas estas asombrosas mejoras han tenido que modificar la centralita del motor, los sistemas de admisión y refrigeración, además de sustituir el escape de serie por otro más efectivo y ligero que resta 10 kilos al conjunto.

Por último, aparte de las mejoras en el sistema propulsor, también se han visto modificados el sistema de frenado en favor de componentes más potentes y resistentes a altos esfuerzos, un kit aerodinámico y nuevas llantas forjadas de 21 pulgadas.

Vía | G-Power


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *