14 mayo 2013 Industria, Seguridad

1-CC-19153

La firma alemana Bosch ha comenzado a realizar tests de sus sistemas de conducción autónoma, de cara a su implementación en el tráfico real en un periodo relativamente corto de tiempo.

Estas pruebas son las primeras que se realizan en tráfico abierto, con el objetivo de acelerar el desarrollo de estos sistemas autónomos y conseguir una completa unificación de todos los sistemas de asistencia a la conducción.

Los primeros test se están llevando a cabo en las autopistas alemanas, lo que implica comprobar los sistemas en la situación de menos carga de trabajo, ya que no existe tráfico en dirección opuesta y no circulan peatones. En esta primera fase de desarrollo, la conducción autónoma se lleva a cabo a través de tres sistemas que actúan conjuntamente, el control de crucero adaptativo (ACC), un asistente de mantenimiento de carril, y un asistente de cambio de carril. Todos ellos comandados por una cámara con visión de 360º.

1-CC-19152

Los resultados de estos test servirán para automatizar cada vez más los sistemas de asistencia a la conducción, pudiendo desarrollar en una primera etapa un “piloto automático de atascos“, destinado a automatizar por completo la conducción en condiciones de tráfico lento, baja velocidad y paradas constantes. Los resultados obtenidos también servirán para evolucionar sistemas de esquiva y de frenada de emergencia.

Estos test, pese a encontrarse en fases relativamente avanzadas de desarrollo, no están exentos de fallos. Es por ello que las pruebas tienen que realizarse bajo la supervisión de pilotos expertos capaces de reaccionar en muy poco tiempo ante situaciones críticas en las que los automatismos puedan no reaccionar como debieran.

Fuente | Bosch


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 14 mayo 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *