7 septiembre 2011 Conceptos, Industria, Superdeportivos

O mucho se la ha tenido que pensar el actual CEO de Bugatti, Wolfgang Durheimer, o hay algo que no funciona muy bien dentro de la marca, en cuanto a poder de decisión y convencimiento para aprobar el modelo. Durheimer ha decidido poner en suspenso al Bugatti Galibier, un modelo que se ha convertido en uno de los más internamente discutidos que ha tenido Bugatti.

Los motivos para poner en suspenso al Galibier, son de que el coche aún no es lo suficientemente impresionable como para dejar contentos a los más exigentes, a los ricachones y a los admiradores de la marca. Y todo ello, tanto en potencia como en espacio interior.

Y es que al parecer 800 caballos aún no son suficientes para Wolfgang Durheimer, que quiere más potencia y más espacio para los ocupantes de las plazas traseras. Tal vez haya otros motivos, que no han sido dados a conocer, pero básicamente Durheimer quiere que cualquier discusión sobre cuál es el mejor coche del mundo, comience y termine con el Galibier.

Parece que la premisa es mantener un cierto prestigio que ha comenzado con el Veyron y que no se detendrá por solamente 800 caballos.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 7 septiembre 2011
  2. El Bugatti Galibier tiene previsto un cambio radical 27 septiembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *