29 octubre 2010 Curiosidades, Industria, Superdeportivos

veyron-grand-sport.jpg

La India, China, Rusia y algunas partes más de Asia se han convertido en piezas clave para casi todos los fabricantes del mundo, además de los fabricantes exóticos como Bugatti. El 16.4 Grand Sport será vendido en la India al astronómico precio de 160 millones de Rupias, 2.600.000 Euros al cambio.

Si en el principio de la existencia del fabuloso Bugatti Veyron todos nos quedábamos asombrados de su precio para Europa, el precio en la India no le va en zaga. La marca no ha puesto ese precio por capricho, sino por los altos impuestos de importación que el coche tiene que pagar. Nada menos que un 110% más que su precio de venta.

En la India, que ya ha llegado a ser la tercera economía mundial, la diferencia entre ricos y pobres es mucho más notoria que en otros países. Sin embargo, el segmento de población que puede comprarse un Veyron, recibe ingresos que alcanzan a la cuarta parte del ingreso anual del país. Menos de 100 personas.

Al menos, los que tengan el privilegio de gastarse casi tres millones en un Veyron, sepan hacer buen uso del coche y no comencemos a ver casos de Veyron siniestrados en la India, con el paso del tiempo.

Vía | Bloomberg


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 29 octubre 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *