10 diciembre 2012 Pruebas, Urbanos

Ahora es turno de la segunda parte de la prueba que estamos realizando al Chevrolet Aveo, en este caso concreto, la versión de cinco puertas equipada con un motor diesel de 95 CV. Sobre este motor, prestaciones, comportamiento y consumo del Aveo, todo ello lo analizamos en la primera parte de la prueba.

El diseño ha sufrido un avance sin precedentes, seguro que más de uno se acuerda del Aveo de la anterior generación y viendo el nuevo poco tienen en común, al menos en diseño. Los cambios también se producen en el interior con un peculiar velocímetro, pero sobretodo es un coche bastante espacioso (no debemos olvidar que por precio y segmento es un urbano).

Diseño exterior

Seguro que ya os habéis cruzado en la calle con algún Chevrolet Aveo de los nuevos, y casi seguro, que el frontal ha centrado gran parte de vuestras miradas. En mi opinión es la parte del coche (exterior) que más llamativa ha quedado en esta nueva generación. El frontal lleva impreso el “Made in America” con esos dobles faros que sobresalen y el logo de la marca en mitad de la parrilla.

Aunque nada más lejos de la realidad, puesto que el coche ha sido diseñado y concebido en Corea del Sur, un vehículo pensado para un mercado global (se vende con el mismo diseño en América que en Europa).

En la línea lateral destacan los tiradores de las puertas traseras escondidos en la parte superior de la puerta, realzando el estilo coupé (este diseño tiene sus fans y sus detractores). Mientras que en la zaga los faros destacan sobretodo por ese fondo negro que los rodea (un detalle que personalmente creo que se podía mejorar, pero como siempre “para gustos colores”), es curioso que el fondo negro de los faros traseros es un elemento sólo de la versión de cinco puertas, en el sedán se recurre a un acabado más tradicional. (Prueba en Suiza del Aveo 4p diesel)

El diseño exterior no acabe duda que va enfocado hacía la deportividad, y sobretodo tiene un aire más juvenil y personal que las anteriores generaciones.

Diseño interior, habitabilidad y acabados

Por dentro los cambios también son radicales comparado con la anterior generación. Abrimos la puerta, nos sentamos y lo primero que centra nuestras miradas es esa especie de velocímetro que tardamos unos segundos en asimilar, es sencillo, su diseño se inspira en las motos y pone la nota de color en el interior (de nuevo es un elemento personal, durante la prueba tuve opiniones a favor y en contra de su diseño).

El salpicadero cuenta ahora con la radio integrada la cual no escatima en conectividad. El salpicadero con tintes modernos sigue abusando de los plásticos duros, pero los materiales tiene buen tacto y durante la prueba los ajustes nos parecieron correctos, con pequeñas excepciones.

La postura de conducción es cómoda, destaca el volante de grandes dimensiones (heredado directamente del Opel Astra, Insignia…) y tenemos los mandos muy a mano. La parte negativa es la ausencia del reposabrazos en los acabados inferiores (sólo es de serie en el LTZ) y si viajamos es un elemento muy necesario.

Atrás el espacio es suficiente para dos adultos, tanto para los pies como para la cabeza (el coche es alto). La sensación es de una ligera mayor amplitud con respecto a otros modelos similares o del segmento.

Huecos y maletero

El apartado de huecos es uno de sus puntos fuertes, sobretodo en la consola central y para las plazas delanteras. Dispone de doble guantera, ambas de dimensiones compactas, pero siempre se agradecen detalles prácticos como este. Además tiene dos huecos en la consola central flanqueando el equipo de sonido, y un hueco grande delante de la palanca de cambios, así como los dos posavasos en el tren central.

El maletero no es muy grande, al menos si lo comparamos con su versión sedan, pero si que es bastante práctico. Tiene unas dimensiones regulares y aprovechables, además de doble fondo. La capacidad total se sitúa en los 290 litros (502 litros en la versión sedán).

Cerramos esta segunda parte de la prueba del Chevrolet Aveo Diesel y regresaremos en la última etapa hablando del equipamiento, seguridad, precios y valoración general de este urbano con origen compartido entre USA y Corea.

Fotos | Diego G. Moreira


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 10 diciembre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *