24 diciembre 2011 Industria, Muscle cars

El Chevrolet Camaro, lejos de relajar sus músculos, seguirá contando con el mismo motor V8 de 6.2 litros para la próxima generación, que debería estar en las calles en el año 2016, según un trascendido filtrado a través del foro GM Inside News. Dicho lo anterior, el Camaro no tendrá ningún tipo de downsizing ni nada por el estilo, tal como sus fanáticos quieren.

Desde su extinción cuidadosamente planeada, hasta su rumoreado parentesco con la plataforma del Cadillac ATS, han quedado bajo una nube de polvo, si hacemos caso a lo que se ha publicado. No solamente que el Camaro permanecerá, sino que muy posiblemente no sufra demasiados cambios para la que ya será la sexta generación.

Lo único que todavía se sigue manteniendo como un posible cambio futuro es que el Camaro podría ver sus medidas un poco más reducidas y tal vez podría encarar una reducción de peso, teniendo en cuenta que es más pesado que su competencia y rival, el Ford Mustang (y parece que además de más pesado, es más lento que este).

Si quieres saber más del Camaro y de su V8 de 6.2 litros y 430 equinos, nuestro compañero Diego tuvo el placer de una toma de contacto en Suiza hace poco tiempo. Mientras tanto, cruzamos los dedos para que GM confirme la noticia y nos siga deleitando con el sonido del V8 por unos años más.

Vía | GM Inside News


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 24 diciembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *