Highmotor » Fotos » Chevrolet Captiva 2.4 GLP (de gas), prueba (Parte I)

Chevrolet Captiva 2.4 GLP (de gas), prueba (Parte I)

5 noviembre 2009

chevrolet_captiva_glp

Volvemos con una prueba de un SUV pero de un todocamino un tanto peculiar, puesto que hemos probado el Chevrolet Captiva 2.4 GLP, es decir, de gas. Nuestra unidad es un tanto peculiar y ya lo iremos viendo a lo largo de la prueba porque parte del equipamiento que tenía no se corresponde con el nivel básico de acabado con el que se comercializa en España el Captiva de GLP que se asocia al acabado base LS.

Nuestro Chevrolet Captiva GLP venía algo más equipado al tratarse de una versión que se vende en el mercado italiano. Pero pese a ese matiz del equipamiento nosotros elegimos el Captiva y no el Aveo GLP, porque creía que podía ser interesante un SUV gasolina con un peso considerable y un consumo de gasolina que rondaba los 10 litros a los 100 km, pero funcionando con gas con el Captiva podías recorrer hasta 400 km por 20 euros.

Pero bueno vayamos por partes y hablemos del GLP o autogás. El GLP es una mezcla de butano y propano que se almacena a una presión de 10 bares, por tanto en estado líquido y en Europa se estima que unos 7 millones de coches funcionan con GLP (que no es lo mismo que el GNC, gas natural vehícular). Prácticamente cualquier motor gasolina puede funcionar con GLP, ya sea por una modificación del motor muy sencilla o porque ya vengan de serie adaptados para funcionar con autogás (los diesel sin embargo no pueden funcionar con GLP).

chevrolet_captiva_glp

Los vehículos de gasolina GLP llevan dos depósitos, el de combustible normal y corriente y un depósito más pequeño (de unos 40 litros aprox.) para almacenar el GLP. Los depósitos suelen ser cilíndricos y se esconden en el maletero o en el lugar de la rueda de repuesto. Después de esta pequeña explicación sobre el autogás vamos a una característica que sin duda lo hace muy interesante, su precio. El GLP se encuentra un 50% más barato que la gasolina (en el momento de realizar la prueba se encontraba a 0,50 euros/litro) y además es un poco más respetuoso con el medio ambiente.

Por último una de las cosas que igual preocupa es la seguridad de esos depósitos. Pero realmente los vehículos que funcionan con autogás tienen que pasar unas pruebas de choque más estrictas que los vehículos de gasolina, hasta incluso hay un informe del RACE donde hablan de la seguridad en casos de choque y de incendio y de como el depósito resiste sin complicaciones añadidas (Ver informe – Vía: Motorpasion).

Motor y prestaciones

chevrolet_captiva_glp

El Chevrolet Captiva GLP sólo puede ir asociado al motor gasolina de 2,4 litros y 136 CV a 5000 rpm. Cuando recogí el coche iba con algunos prejuicios acerca de la potencia del motor, básicamente porque el Captiva pesa 1.900 kg y un motor de sólo 136 CV con un par máximo de 220 Nm a 2.200 rpm, me parecía insuficiente para mover con soltura a este SUV. Pero nada más salir con el coche y pillar la M-40 ya me empecé a dar cuenta de que era un motor con fuerza y que respondía con bastante agilidad.

Responde desde las 1.500 rpm, pero su punto óptimo de funcionamiento se sitúa sobre las 2.000 rpm donde empieza a entregar a entregar fuerza. Por tanto me sorprendió gratamente lo ágil que era acelerando y en autopista también se desenvolvía con bastante soltura alcanzando los 120 km/h con facilidad a unas 2.700-3000 rpm.

El cambio es de cinco marchas y la sexta se antoja inecesaria puesto que el motor tampoco daría mucha más potencia y en 5ª a 120 km/h se encuentra a un buen régimen de funcionamiento, permitiéndote adelantar y tener fuerza en el coche (tiene una velocidad máxima de 185km/h). En autopista si nos encontramos con una subida prolongada y vamos con ocupantes en el coche ahí si notarás que sólo tiene 136 CV porque le costará algo.

chevrolet_captiva_glp

El cambio no tiene un tacto muy preciso y además las marchas son poco elásticas lo que hace que en ciudad tengamos que estar jugando con el cambio. Otro detalle que nos pareció mejorable es la dirección que es algo blanda y para ciudad está bien pero en autopista no nos gusta tanto. Lo que es intachable es el confort de marcha, en su interior se viaja cómodamente y además de contar con una buena insonorización interior, este motor gasolina es poco ruidoso y sus suspensiones suaves completan el confort al viajar.

En cuanto al comportamiento, el Captiva se comporta de manera muy similar al Opel Antara que ya hemos probado, básicamente porque son el mismo coche exceptuando algunos detalles estéticos y motores. Es decir, es un coche alto, con un peso considerable y con la dirección que no da toda la seguridad que debería y en zonas de curvas se van a notar sus balanceos, nada que nos deba preocupar porque el ESP mantiene todo bajo control, pero si remarcar que es un coche para ir a ritmo relajado.

Por último en cuanto al comportamiento del Captiva hay que hablar de los frenos, de disco en las cuatro ruedas, y que cumplen bien su función pero si abusas de ellos se nota el peso del conjunto en su funcionamiento.

Funcionamiento a gas

chevrolet_captiva_glp

Tan simple como darle a un botón y el Captiva empieza a funcionar con gas . Lleva un testigo en la parte izquierda junto a los mandos de los retrovisores que indica a través de 4 luces LED cuanta carga nos queda de gas (se va apagando poco a poco) y además un botón en medio para pasar a modo gas (poniéndose el testigo central en amarillo en vez de en rojo).

El paso a gas se puede hacer a cualquier velocidad no es necesario parar el coche y no nos enteramos de que estamos funcionando con autogás. Eso sí, a diferencia del funcionamiento con gasolina, en modo gas pierde algunos caballos y su potencia baja hasta los 128 CV. Pero aún así el Captiva va a responder sin notar mucha diferencia con el modo gasolina.

En el momento que el gas se acaba autmáticamente el coche pasa a modo gasolina y una serie de pitidos intermitentes nos avisan de que no nos queda gas hasta que desconectamos el botón. Es recomendabe vaciar de todo el depósito de gas antes de llenarlo y por tanto hay veces que nos indica que ya no queda gas, porque estamos en una cuesta o pidiendo mucha potencia al coche y le volvemos a dar al boton de conectar y funciona un rato más porque no estaba vacio del todo.

chevrolet_captiva_glp

El consumo de gas está en torno a 13 l/100 km y la capacidad del depósito de gas aproximadamente es de unos 40 litros , puesto que sólo podemos llenar el 80% de su capacidad real. En autopista y carretera puedes llegar a una autonomía de 400 km con un depósito de gas que al precio actual (0,50 euros/litro) son unos 20 euros aprox.

En ciudad el consumo de gas sube hasta los 16 litros a los 100 km, pero aún así nos sigue saliendo más rentable por precio que se encuentra (unos 8 euros cada 100 km). Por tanto gracias al gas y a su precio rebajas unos consumos que con el motor gasolina son bastante elevados. En autopista a una media de 120 km/h estaba consumiendo unos 8 litros a los 100 km y en ciudad fácilmente llegaba a unos 14 l/100 km. La media de consumo en gasolina está en torno a los 10 litros a los 100 km.

chevrolet_captiva_glp

Otra ventaja de los vehículos movidos por autogás, es que cuentan con una mayor autonomía al contar con dos depósitos. El Chevrolet Captiva cuenta con el depósito de gasolina de 65 litros y a mayores el de gas, con lo que podemos superar los 1000 km de autonomía. De echo con los dos depósitos llenos salí de Madrid y al llegar a Vigo (unos 600 km) tenía más de la mitad del deposito de gasolina (fue uno de los coches con los que más gasolina llegue a Vigo) y eso sí el depósito de gas vacio.

Capacidades Off-Road

Pese a que el Chevrolet Captiva se trata de un SUV, en su variante de GLP asociada al nivel base de equipamiento no cuenta con tracción total y llevando el depósito en la parte trasera tampoco es muy recomendable poner a prueba las capacidades off-road del Captiva. Pero aún así en nuestro caso y al tratarse de un modelo italiano sí contaba con tracción total y se desenvolvía muy bien con ella. De todas formas esperaremos a tener un Captiva diesel con tracción total para hablaros mejor de sus cualidades ya que el modelo de GLP no lleva tracción total.

Prueba Chevrolet Captiva 2.4 GLP | Parte II y Parte III

Tags: , , , , , ,
Artículos destacados


10 comentarios en el artículo

  1. JUAN CARLOS

    muy interesante, pero tengo una pregunta ¿donde va el neumatico de repuesto en la cheprolet captiva glp?

  2. isabel

    por favor quisiera saber si este chevrolet está ya descatalogado o si tendría problemas en recambios. un saludo

  3. herminio

    Hola muy buen reportaje, felicidades , tengo una pregunta donde esta el filtro de gasolina hubicado en el modelo que es gasolina, y si en tal caso no lleva filtro , por favor me expliquen por que no utiliza filtro de gasolina ? Les escribo desde Panamá aca en la agencia de auto solamente saben decirte que el auto no lleva filtro de gasolina y no entiendo ? tengo una captiva LT manual gasolina 2007 …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Enlaces a esta entrada

  1. Bitacoras.com 5 noviembre 2009
  2. Chevrolet Captiva 2.4 GLP (de gas), prueba (Parte II) 6 noviembre 2009
  3. Chevrolet Captiva 2.4 GLP (de gas), prueba (Parte III) 7 noviembre 2009
  4. Red de estaciones de servicio de GLP/autogás en España 8 noviembre 2009
  5. Nuevo Skoda Octavia GLP 19 mayo 2010
  6. Mazda CX-7 2.2 CRTD 173 CV, prueba (Parte I) 22 mayo 2010
  7. Chevrolet Captiva 2011 13 septiembre 2010

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información