15 octubre 2010 Curiosidades, Superdeportivos, Vídeos

bugatti-veyron-choque.jpg

El Bugatti Veyron es una máquina espectacular pero a pesar de ello, no tiene la mejor de las visibilidades a la hora de revisar los espejos retrovisores y no se puede decir que sea un coche citadino, en donde las maniobras de aparcamiento son fáciles. Algo por el estilo fue lo que ha sufrido a esta persona, que aparentemente iba a salir a darse una vuelta en este bonito Veyron, como prueba de conducción.

El asunto es que tenía tantas ganas de conducirlo que no esperó lo suficiente pasa salir en reversa, hacia el tráfico de la calle, chocando levemente a un vehículo que estaba detenido (que por cierto, tardó una enormidad en moverse). Como corolario, todo el morro del Veyron le dió un extenso beso al piso cuando intentaba liberarse de tan penosa situación. Y parece que este tan leve toque contra otro coche costará… unos ¡30.000 dólares! en reparación. Hay que joderse.

Vía | Autoguide

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *