20 mayo 2011 Seguridad, Vídeos

freno-c3.jpg

¿Hay algo que todavía llame la atención de entre la multitud de defectos encontrados en los coches llamados a revisión? Parecía que lo habíamos visto todo, pero el Citroën C3 Picasso que se vende en Gran Bretaña les ha ganado a todos con un problema de frenos, bastante bizarro por cierto.

Y es que si vas conduciendo un C3 y llevas a alguien en el asiento del acompañante, el coche corre peligro de frenarse inesperadamente, si el copiloto presiona con el pie el lugar del piso en donde debería estar el freno en un modelo de volante a la izquierda. Acuérdate que el volante y todos los pedales del C3 Picasso inglés están (en el lado equivocado) a la derecha.

El motivo es que Citroën ha usado una extensión -no muy bien diseñada- para el mecanismo hidráulico de los frenos que llega hacia la derecha de la cabina, partiendo desde el lugar original en que se sitúan los pedales en un coche con volante a la izquierda. El llamado a revisión todavía no se ha efectuado, pero los franceses estudian la mejor manera de darle solución a uno de los problemas más insólitos que he visto en los últimos años.

Vía | Automobile


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

3 comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 21 mayo 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *