7 mayo 2011 Eléctrico, Opinión

plan-movele.jpg

Antes de seguir con este artículo me gustaría avisar que es un post exclusivamente de opinión, es mi punto de vista sobre un tema que está constantemente en la prensa: los vehículos eléctricos, puntos de recarga y demás. Aunque no me opongo al avance de la tecnología, tengo una visión algo más realista de su implantación práctica, algo de lo que se olvidan políticos y fabricantes a diario cuando son protagonistas de noticias sobre unos vehículos eléctricos que se saben que están ahí, pero que no acaban de despegar.

Recapitulando un poco, en el año 2009 hablábamos del plan MOVELE que pretendía tener 2.000 vehículos eléctricos circulando por España en dos años, para ello se hacía un catálogo de ayudas y se impulsaba la creación de 500 puntos de recarga. En el catálogo de ayudas veíamos coches que ni siquiera estaban aún a la venta en España (y que a día de hoy siguen sin estar).


Ventas de eléctricos en 2010 y 2011

Peugeot_iO_01

Pues bien, en el primer trimestre de 2011 sólo se han vendido 82 coches eléctricos en España. Mientras que el año pasado las unidades eléctricas vendidas ascendieron a 77 coches.

Si contabilizamos el montante total de vehículos con propulsión eléctrica vendidos (coches, furgonetas, autobuses…) durante el primer trimestre la cifra asciende a 115 vehículos, mientras que en 2010 (según datos del Instituto de Estudios de Automoción) se han vendido un total de 232 vehículos.

Unas cifras que quedan muy lejos de los 2.000 que pretendía el Ejecutivo tener en la calle, y que además los vehículos vendidos en su gran mayoría no están en manos de particulares sino de empresas, organismos oficiales y demás instituciones o grandes empresas.

Vehículos más vendidos

Th!nk

El vehículo eléctrico más vendido (con 21 unidades) ha sido el Peugeot iOn, uno de los primeros en aparecer en el mercado a finales del año pasado, por otro lado le sigue el Think City, con 16 vehículos vendidos, mientras que en el tercer puesto tenemos al Mitsubishi i-Miev con 13 unidades, y finalmente su hermano el Citroën C-Zero con 11 unidades vendidas.

Todos ellos comparten dos handicaps importantes el precio y la autonomía, hablamos en casi todos los casos (menos el Think City) de una autonomía de 150 km, y un precio que ronda los 36.000 euros (sin ayudas). El elevado precio es por causa de la fabricación de las baterías (algo que a corto plazo parece no solventarse) mientras que el problema de la autonomía también parece que tiene difícil solución a corto plazo (tal y como indican desde algunas marcas que apuestan por otros sistemas eléctricos).

¿Entonces porque se le sigue dando tanto bombo hasta llegar a niveles extremos? Aquí en Vigo tenemos la factoría de PSA Peugeot Citroën, entonces desde las diferentes Administraciones se cuelgan la medalla de que será la ciudad/región (según que Administración lo diga) que lidere el vehículo eléctrico en nuestro país, espero que no se refieran a la cantidad abrumadora de vehículos vendidos o al fracaso estrepitoso del plan del Gobierno central de sacar 2.000 vehículos eléctricos a la calle.

El vehículo eléctrico está de moda

chevy-volt-recargando-electricidad.jpg

Pero otra corriente que parece estar de moda es “o tienes un punto de recarga o no eres moderno”, la máxima expresión de este dicho se ha manifestado esta semana cuando la Universidad de Vigo ha salido en le periódico con un flamante Citroën C-Zero (que está cedido para la foto) para decir que cuentan con un punto de recarga (gratuito eso sí). Y a mi me asaltan dudas, ¿que vamos a recargar allí, el móvil? porque en Vigo circulan cuatro o cinco vehículos eléctricos (uno de ellos en manos del regidor y varios de la propia fabrica y Puerto de Vigo).

Pero a esta moda de contar con puntos de recarga eléctricos también se ha sumado el Puerto de Vigo, entre otros lugares. A ver, que en Madrid el Carrefour cuente con puntos de recarga eléctricos, pues oye es la capital y seguro que ruedan más vehículos eléctricos que en otras ciudades, pero que en ciudades donde la demanda es claramente insuficiente se creen puntos de recarga porque sí, para dar cabida a una futura demanda de eléctricos no me parece muy sensato y más haciéndolo a pequeña escala.

sistema-de-carga-sin-cables.jpg

Dicho de otra manera, si quieres impulsar el vehículo eléctrico pues haces un área donde haya varias puntos de recarga que ya quedan construidos para el futuro, pero no puntos sueltos que parecen más bien para la foto que para un uso práctico. Sobretodo cuando por ejemplo la Universidad de Vigo cuenta con una Berlingo eléctrica de las primeras que aún circula, y que se carga sin necesidad de construir un punto de recarga o darle bombo en la prensa.

En fin todo esto es para explicar un viejo refrán que siempre me viene a la cabeza cuando hablan del coche eléctrico, y es que “no se puede tirar antes el carro que los bueyes”, y en este caso está bien que se comprometan con el vehículo eléctrico haciendo puntos de recarga y un sin fin de noticias de prensa sobre los eléctricos, pero si después en la práctica no hay impulso o las medidas no son suficientes y no se ven por las calles, pues creo que no llegaremos a esos 2.000 vehículos eléctricos que quería el Gobierno en las calles.

¿Que opináis de las noticias de prensa acerca de los vehículos eléctricos?


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario
  • Si el vehículo eléctrico sirviera para algo más que politiquería de los gobiernos de turno, ya habría muchos porque la gente pediría más de los que hay circulando. Pero se ve claramente que, como bien dices, el coche eléctrico es una moda, simplemente.

    La realidad es que el coche eléctrico no es barato (ni siquiera con las tan comentadas ayudas), no es práctico y hay varios puntos negros que todavía no se resuelven, como el asunto de la autonomía. La gente quiere tener un coche que le sirva no solamente para ir a trabajar, sino para divertirse, salir de vacaciones o simplemente recorrer muchos kilómetros sin que te asalte la duda de si llegarán al próximo punto de recarga.

    Que se apoye al coche eléctrico está bien, pero creo que también se les debería dar más impulso a los coches “normales” que consuman poco y que contaminen poco. Porque es lo que la gente conoce y por los que están dispuestos a gastarse unos cuantos euros. Ahora mismo y al vuelo, se me ocurre que podría implementarse algún programa para que los que carguen gasolina en determinados coches más eficientes, la paguen a un precio más reducido. Hay muchas cosas que se pueden hacer, sin necesidad de poner el carro delante de los caballos como está haciendo España y de tomar dinero de fondos públicos, dinero de todos nosotros, para financiar a 200 coches eléctricos que puedan venderse.

    Un saludo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *