28 octubre 2011 Históricos, Muscle cars

Cuando los pequeños coches japoneses comenzaron a entrar con fuerza a EEUU en 1970, Lee Iacocca no se durmió en los laureles recibidos por el Mustang de primera generación, sino que encargó a sus ingenieros el diseño de un vehículo deportivo compacto, que pudiera rivalizar con los japoneses. Tal vez previendo la crisis del petróleo que ocurriría tres años más tarde.

Así dió inicio la carrera del Ford Mustang II, la segunda y menos reconocida generación del ponycar que comenzó a venderse en 1974 y que rápidamente ganó en popularidad a pesar de basarse en el negativamente célebre Ford Pinto. Los primeros motores usados distaban mucho del Mustang Boss 351 o del 302. Ahora solo se podía escoger entre un 2,3 litros y el V6 “Cologne” de 2,8 litros.

Para 1975 el petróleo había vuelto a manos de las potencias mundiales y de las principales petroleras, de manera que basarse en los motores pequeños ya no tenía razón de ser. Ford decide sacar al Mustang II con el motor V8 302, desde ese momento llamado “el 5.0”. En principio este V8 era una opción y estaba limitado a un carburador de dos bocas.

A pesar de que en los años siguientes hasta su salida de producción en 1979 las ventas fueron buenas, los motores cada vez tenían menos potencia por la nueva legislación sobre catalizadores. Salieron al mercado modelos especiales como el King Cobra o una versión (muy criticada) realizada por Ghía que no alcanzaron a cubrir las expectativas del público americano.

Todavía hoy, el Mustang II permanece como un coche odiado y amado al mismo tiempo por los fanáticos. Un incomprendido de Detroit, que no alcanzó la celebridad del ponycar original, y que finalmente no sirvió para enfrentar a la creciente ola de coches japoneses, que terminaron por liquidar al pequeño Mustang.

Fuente e imagen | Mustang II Network


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 28 octubre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *