13 octubre 2012 Curiosidades, Históricos

Si tienes buena memoria y recuerdas que NSU se ha caracterizado más por las motos que por los coches, la historia de esta marca, que se convertiría luego en uno de los pilares de lo que hoy es Audi, nos muestra que ha tenido modelos dignos de mención. Uno de ellos, tal vez el más famoso, es el Ro 80; un coche que estaba adelantado a su tiempo en cuanto a diseño, pero que no pudo trascender demasiado gracias a las fallas de su tren motriz.

Tenía un estilo futurista, en forma de cuña y con una gran superficie acristalada, realizado por Claus Luthe, más tarde jefe de diseñadores en BMW. Los ingenieros de NSU querían que el coche se amoldara a los nuevos tiempos de la economía alemana, en expansión en la década de los años sesenta, por lo que el coche fue pensado con bastantes adelantos mecánicos para la época, como la suspensión independiente en las cuatro ruedas, la caja de cambios semi-automática y los frenos de disco.

El modelo fue presentado en el salón de Frankfurt de 1967, presentando un motor Wankel de un litros y dos rotores de 115 caballos. Solo unos meses el Ro 80 tardó en ser del agrado de la prensa especializada, siendo nombrado Coche del Año en 1967; el público integraba largas listas de espera para poder adquirirlo; a tal punto, que la compañía no pudo completar las entregas de la lista, sino hasta dos años después.

Sin embargo, mientras el coche contaba con un diseño que encantaba a todos, la parte mecánica comenzó a dejar mucho que desear. En principio, la mecánica rotativa no probó ser la mejor elección, ya que el motor contaba con serias fallas de diseño que provocaban un desgaste prematuro. Tratando de cortar los problemas de raíz, la compañía tuvo que cambiar motores que no duraban ni 50.000 kilómetros y aunque estos problemas fueron resueltos en 1970, NSU había comenzado a sufrir las consecuencias de las pérdidas financieras por las reparaciones de sus Ro 80.

Por aquellos años, NSU comenzaba su andadura como parte de Audi y del Grupo Volkswagen, lo que perjudicó al Ro 80 ya que pocas mejoras se introdujeron en el coche. Sin embargo, los usuarios usaban el ingenio y se las arreglaban para pasar por alto los problemas del Wankel; si bien en 1970 se rediseñó casi todo el motor para que tuviera más durabilidad, algunos optaban por cambiarlo por un motor Ford de cuatro cilindros, ya que era el único motor que cabía en el pequeño vano del Ro 80.

Las prestaciones se correspondían a su precio, ya que costaba casi lo mismo que un BMW de gama alta. Pero en aquellos días pocos coches de serie llegaban a “más de 180 km/h” como el NSU Ro 80. En cuestiones de aceleración no era precisamente una lumbrera, 14 segundos de 0 a 100 km/h, con un peso total de 1.250 kilos, en parte penalizados por la primera generación del motor Wankel.

Hasta 1975, poco más se había hecho, mas que mejorar la suspensión y los frenos. Durante este año, el Ro 80 enfrenta un rediseño que adoptaba unos grupos traseros más grandes y agregados de goma en los paragolpes. En 1976 NSU comienza a pensar en nuevos motores para el Ro, pero la producción del modelo cesa en abril de 1977, cuando Audi decide que ya era tiempo de tomar el control completo de NSU.

No hubo sucesor para el Ro 80. Con el último modelo producido, terminaba también la larga historia de NSU como fabricante. Sin embargo, algo quedó del Ro 80; la tecnología de motor rotativo había picado la curiosidad de los ingenieros de Audi, quienes comenzaron a desarrollar un Audi 100 con motor rotativo, el 871 Wankelengine. Existieron prototipos con este motor que más tarde fue dejado de lado en favor de motores más convencionales.

Vía | Coches Míticos, NSU-Ro 80


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 13 octubre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *