2 marzo 2013 Curiosidades, Históricos

simca1

En Coches con Historia, sección dedicada a los históricos, hemos comenzado a ver con más detalle los coches más famosos de la historia del automóvil en España. Comenzamos con el Renault 4-4 y ahora queremos ofreceros la historia de otro modelo que ha sido muy bien conocido en nuestro país: el Simca 1000.

Simca es el acrónimo de Société Industrielle de Mecanique et de Carosserie Automobile (Sociedad Industrial de Mecánica y Carrocería del Automóvil) y a pesar de que es el nombre de una compañía típicamente francesa, la verdad es que fue fundada por un italiano. Su fundador fue Henri Téodore Pigozzi, comerciante que se dedicaba a importar coches Fiat a Francia. Comenzó su actividad en 1935, fabricando coches económicos bajo licencia de la marca Fiat, de entre los cuales salió el Topolino.

simcaesp

En 1958 Renault se encontraba en su apogeo con el Dauphine y Pigozzi comenzó a idear un modelo que competiría contra el producto francés. A nadie le importaba el consumo o la aerodinámica de los turismos, por lo que el coche “cuadrado” era el último grito del diseño. Consciente de ello, los diseñadores de Simca comenzaban un trabajo de diseño de dos años, sobre una idea de turismo que llevaría motor trasero. El nuevo coche fue encomendado para ser diseñado por Mario Revelli y presentado en el Salón de París de 1961.

coupe

El resultado fue el primer Simca 1000, un turismo de cuatro puertas que tecnológicamente seguía la línea de otros coches de la época, con frenos de tambor, dirección tipo Gemmer (tornillo sin fin y rodillo), con una distancia entre ejes de 218.44 cm., una longitud de 378.46 cm. y una anchura de 147.32 cm. Más adelante, el Simca 900 utiliza el mismo motor pero con cilindrada mas reducida, durante su producción entre 1963 y 1965. El motor original era de 944 cc y 52 caballos, utilizado desde 1962 hasta el final de la producción en 1978. En Francia, se realizaron dos líneas puramente deportivas, los Coupés 1000S cuyo diseño era de Bertone, de la que se hicieron más de diez mil unidades a partir de 1962, y la versión 1200S, con quince mil ejemplares fabricados.

barr

Aqui es cuando tomamos un desvío y nos vamos con el Simca hacia España, adonde llega a finales de 1965. El eslogan utilizado en el lanzamiento: “Cinco plazas con nervio”, no fue muy afortunado ya que la picaresca popular le sacó en seguida un mote que resultaba peyorativo: “El filete del pobre”. Llega de la mano de la marca de automoción de Eduardo Barreiros con el modelo 1000, que permaneció 11 años en producción. En 1967 se lanza el 1100 y en 1969 se lanza en España su homólogo, el 1200.


Años dorados en España

Ya en España, se comenzó por ofrecer dos acabados del Simca 1000: el Standard y el GL. En Mayo del 66 se presento el acabado GLE dotado de pintura metalizada y radio, lo cual era todo un logro para el coche. Llegaría luego la versión potenciada Conti Turismo Veloce que alcanzaba los 150 Km/h a base de sustituir el árbol de levas, el filtro de aire y el escape junto con modificaciones en culata, carburador y bielas. En Octubre de 1966 aparece una versión comercial sin asientos posteriores y sin cristales traseros. En 1967 aparecería la versión automática, con cambio de tres velocidades.

simcaii

Para fines de la década de los años 60s, Simca se jactaba de ofrecer 5 variantes distintas, en 9 colores, con 17 tapicerías diferentes. Con una versión con motor de 38 caballos y otra más económica como el Simca 900, el coche se vendía bien, aunque iniciados los años 70 fue bajando su popularidad. Cuando Barreiros Diésel se convertía en Chrysler España, aparecía un preferido por muchos, el Simca 1000 GT. Montaba el motor 1.2 del Simca 1200, de 61 caballos, pero con cierto equipamiento “racing”. La versión GT duraría un año en el mercado, reemplazada por el 1000 Rallye GT, con el mismo motor pero con carburador de doble cuerpo, con lo cual alcanzaba los 74 caballos. En Francia la tenían aún mejor, ya que la versión Rallye recibía más potencia que la versión española, llegando a contar con casi 110 caballos.


Las versiones Abarth

abarth

Carlo Abarth creó el Simca-Abarth 1150 con el aumento de cilindrada y la compresión, ya que de 944cc pasó a poco más de 1.1 litros. El simca 1000 Abarth se ofrecía en cuatro tipos de preparación:

Abarth 1150 de 55hp, con una máxima de 151 km/h.
Abarth 1150 S 58hp y una máxima de 156 km/h, con el radiador cambiado hacia la parte delantera.
Abarth 1150 SS 65hp con una máxima de 160 km/h con un Solex de doble cuerpo.
Abarth 1150 Corsa 85hp con una máxima de 170 km/h, con dos carburadores Weber de doble cuerpo.


Años finales

simcaiii

Durante los últimos años el Simca recibía cambios para modernizarlo. Se echaba mano de grandes faros rectangulares en el Simca 1000 Rallye II, que incorporaba un motor de 1.2 con 2 carburadores doble cuerpo Solex, que conseguía una potencia de 82cv a 6000 rpm. Estéticamente incorporaba un aleron trasero y nuevos backets. El Simca 1000 Rallye III, presentaba un nuevo frontal de grupo óptico cuadrado y faldones. Este modelo incorporaba dos dobles carburadores doble cuerpo Webber que daban al todo atrás la nada desdeñable potencia de 103 cv a 6200 rpm y frenos traseros de disco de serie.

En primavera de 1978 se produce el cese de toda la producción del Simca. En agosto de ese mismo año Chrysler, abrumada por sus nefastos resultados económicos, abandona todos sus intereses en Europa de forma que Peugeot se fagocita a lo que quedaba de la marca Simca.

Se fabricaron en Europa y algunos países de Latinoamérica más de un millón seiscientas mil unidades, de las que 205.429 se fabricaron en las factorías españolas de Villaverde.

Vía | Simca1000, Autopasión18


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 2 marzo 2013
  2. Coches con historia: Seat 600 9 marzo 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *