25 septiembre 2007 Coupés, Deportivos, Pruebas, Superdeportivos, Vídeos

Ho-Pin Tung, si, el mismo que compite en GP2 con el equipo BCN competición, se creía muy feliz marcándose unos cuantos donuts y derrapajes con el flamante y espectacular nuevo BMW M3.

Lo que no esperaba el piloto chino es que de repente apareciera un Bugatti Veyron que le enseñara una moraleja en forma de potencia y par motor; enfrentándose con él en una prueba de aceleración tipo drag, el Veyron le deja al M3 unos solidarios cuantos metros al principio para luego exprimir los 16 cilindros y ofrecerle a Ho-Pin una buena vista de la trasera de un Veyron a lo lejos.

Aunque cada uno de los coches se mueva en universos lejanos y opuestos, el vídeo no deja de ser bastante gracioso.

Vía | Motorpasión
Para ver el video con mayor calidad | Autojunk.nl


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *