16 diciembre 2011 Curiosidades, Vídeos

La época invernal ya ha llegado y se abate con especial impiedad en ciertos países del globo más proclives a tener tormentas de nieve. Y junto con la nieve y el frío a punto de congelamiento, llega el temido hielo negro, el mayor peligro de las carreteras rusas, como en este caso.

Mientras este conductor ruso circulaba tranquilamente y a adecuada velocidad por la carretera, jamás se imaginó que unos metros más adelante unos cuantos centímetros iban a significar la diferencia entre la vida y la muerte. Con un camión circulando delante de él, no vió venir a otro en sentido contrario fuera de control y se ha salvado milagrosamente de una catástrofe. Después del salto ya verás como este tío ha nacido de nuevo.

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=dcMSTmoNd_0

Vía | YouTube


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 16 diciembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *