22 noviembre 2013 Circuitos

Circuito de Nürburgring

El año pasado el gobierno de Rheinland-Pfalz recuperó el circuito de Nürburgring de manos de la deficitaria Nurburgring Automotive, abriendo un período en que iban a considerarse ofertas para vender el circuito al mejor postor. Entre ellas, el ADAC había entrado en la competencia de pujas, pero por lo que vemos, no le ha ido nada bien.

La razón es que la oferta del ADAC se ha quedado demasiado corta, en relación a lo que pretende el gobierno alemán por el circuito. Y es que la cuantiosa inversión realizada con fondos públicos para mantener la actividad deportiva, las “vueltas turista”, alquiler de la pista a las marcas y diversos track-days ha sobrepasado con creces lo que ha ofrecido el ADAC. No es hora de hacer beneficiencia, sino de recuperar todo lo invertido, tal es lo que piensan en estos momentos los encargados de examinar todas las ofertas sobre la mesa.

De manera que con el ADAC fuera de la puja, se abre la puerta a otros inversionistas que quieran tomar el control del circuito. La oferta mínima se dice que es de 50 millones de euros, aunque los ganadores deberían ofrecer al menos 200 millones de euros para quedarse con el circuito.

Ello no implica que quien resulte ganador no vaya a demoler por completo el Nürburgring, ni que suceda lo contrario y lo que todos queremos, que el circuito continúe en activo. Al menos entre los candidatos que tienen que ver con el motor y que nos dan cierta luz de esperanza se menciona que estarían interesadas marcas como Daimler, BMW y el Grupo Volkswagen, además del propio Bernie Ecclestone.

El problema es que el futuro del Nürburgring no está para nada asegurado. Se ha sabido de inversores que intentan comprar el circuito, pero sin un ánimo de mantenerlo en funcionamiento, deportivamente hablando, tal como hasta ahora. Peter Meyer, presidente de ADAC, ha mencionado que los administradores solo buscan un fin económico y no están interesados en el futuro de la vieja y mítica pista alemana; y no es para menos, ya que el gobierno alemán ha tenido que invertir cifras cercanas a los 400 millones de euros para mantenerlo funcionando.

Vía | GT Spirit


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 22 noviembre 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *