14 diciembre 2011 Fórmula 1

Es irónico y no se me ocurre otra manera para escribir este artículo que no sea mediante el sarcasmo, aunque intentaré ser realista. La actual de situación de Jaime Alguersuari en Toro Rosso es, resumido en una palabra, incierta. Las voces más seguras dicen que tanto él como Sebastien Buemi continuarán en Toro Rosso la temporada que viene. Pero, hasta que no haya confirmación oficial por ambas partes, yo no me fio.

Una vez que se resolviera este tema, tendríamos que volar en el tiempo, exactamente hasta mediados de 2012, cuando se anuncie el piloto que sustituirá a Mark Webber, quien seguramente deje la escudería campeona del mundo.

Y entre los nombres que empiezan a sonar obviamente se encuentra Jaime Alguersuari. Aquí es donde viene la ironía de la que os hablaba antes. Para que el español sea el elegido debería ganar una carrera con Toro Rosso. Pero, ¿Cómo? Ferrari, con un potencial sabe quién cuantas veces mayor, no ha conseguido vencer a Red Bull y McLaren, ¿cómo lo hará Jaime con Toro Rosso?

El propio Jaime Alguersuari, con una sonrisa pícara, decía esto a los medios:

Según Helmut, yo tengo que ganar una carrera con el Toro Rosso, esas fueron sus palabras en Japón, así que lo intentaré. Tengo 20 carreras y en alguna igual tengo alguna probabilidad, aunque sea mínima, quién sabe. Lo intentaré a ver si logro ponerlo contento.

Y vuelvo a preguntar: ¿Cómo? Está claro que Jaime tiene muchísimo talento, pero si su coche no da más…

Vía | Caranddriverthef1


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *