31 diciembre 2012 Escuderías, Fórmula 1, Pilotos

Vettel-Brasil-2012

Continuamos con nuestro resumen del año 2012 en Fórmula y si en nuestro anterior artículo nos centrábamos en las 10 primeras carreras del año, ahora analizamos las 10 últimas. En esta segunda parte de la temporada el guión del campeonato cambió y pasamos a una fase menos abierta en la que Red Bull y Sebastian Vettel impusieron su supremacía.

Vettel, que en las diez primeras carreras solo había podido sumar un triunfo, fue capaz de anotarse cuatro victorias de forma consecutiva que le catapultaron al liderato. Por su parte, Fernando Alonso ya no volvió a ganar y además sendos accidentes le dejaron sin puntos en Bélgica y Japón. Aunque el asturiano fue arrancando podiums y opuso resistencia hasta la última carrera ya le fue imposible impedir que Vettel consiguiera el tricampeonato al que él también aspiraba.

El liderato de Alonso se alarga unas carreras más

Aunque Red Bull dominó la segunda parte del campeonato, su supremacía tardó en llegar y Alonso se pudo mantener en el liderato durante algunas carreras más. Además, vivimos tres carreras de dominio de McLaren que relanzaron a Lewis Hamilton a la pelea por el título aunque el inglés acabaría cayéndose de de esta lucha más tarde.

En Hungaroring fue Hamilton el que se llevó el triunfo mientras que en Spa tanto la pole como el triunfo fueron para Jenson Button. En este mítico circuito llegó el primer contratiempo de la temporada para Alonso porque se vio involucrado en el accidente causado por Grosjean. El asturiano tuvo suerte porque el Lotus voló sobre su cabeza y su integridad física corrió peligro. Afortunadamente no pasó nada en este sentido aunque sí de cara a la pelea por el campeonato ya que llegaba su primer cero y, aunque todavía quedaba mucho campeonato, el título se alejaba un poco.

Accidente-Belgica

La buena racha de McLaren continuó días después en Monza donde Hamilton consiguió un nuevo triunfo. A Alonso le tocó remontar de nuevo y alcanzó la tercera plaza desde la décima mientras que Vettel no puntuó así que el de Ferrari seguía líder y limitaba daños tras el accidente de Bélgica.

Newey acierta con las mejoras en Red Bull y Vettel arrasa

Quedaban 7 carreras para acabar el año y todavía había varios aspirantes al título…hasta que Adrian Newey introdujo las últimas mejoras en el Red Bull. El ingeniero estrella de la Fórmula 1 justificó su sueldo y volvió a acertar en el desarrollo del monoplaza así que pasamos a una fase de cuatro carreras con dominio absoluto de Vettel.

El alemán comenzó ganando en Singapur en una carrera en la que el McLaren dejó tirado a Hamilton justo cuando ya se hablaba de la salida del piloto del equipo de Woking. Vettel repetiría triunfo en Japón donde Alonso no puntuaría tras un pinchazo así que se colocaba al acecho del asturiano con 190 puntos por los 194 del por entonces líder. Ese mal resultado de Alonso contrastó con el mejor de Massa, segundo en tierras niponas y mejor durante la segunda fase de la temporada y tras un descorazonador arranque.

Poco más le duraría el liderato al piloto de Ferrari porque Vettel también ganaba en Corea y se colocaba como nuevo líder. Por si fuera poco, el póker de triunfos consecutivos del alemán llegaría en la India. Aunque Alonso fue segundo, el mundial había cambiado, solo quedaban tres carreras y el Ferrari debía mejorar para optar a triunfos porque la táctica de ser regular y sumar podiums ya no servía ante el potencial exhibido por Red Bull.

Vettel certifica el tricampeonato

¿Podría Fernando Alonso arrebatar el título a Sebastian Vettel en las últimas tres carreras de la temporada? Parecía complicado pero de lo que no había dudas era de que Ferrari y el asturiano pelearían hasta el final. La primera oportunidad de recortar diferencias era el GP de Abu Dhabi que fue decisivo para el desenlace del título.

Allí Kimi Raikkonen volvió a la senda del triunfo pero más allá de ello se vivieron momentos clave en la pelea por el título. El motivo fue la sanción que recibió Vettel por parte de la FIA al no tener combustible suficiente en su depósito para los análisis de los comisarios tras la sesión de clasificación. El alemán tuvo que salir desde la última plaza así que Alonso tenía la mejor oportunidad posible para recortarle muchos puntos. Sin embargo, Vettel acalló a todos aquellos que le criticaban por solo ser capaz de conseguir buenos resultados desde la pole, hizo una espectacular remontada y llegó hasta la tercera plaza, justo por detrás de Alonso, un resultado que le acercaba un poco más al título.

Tras la emoción de Abu Dhabi los monoplazas se desplazaron hasta Estados Unidos que estrenaba Gran Premio. En tierras americanas las cosas fueron mucho mejor para el equipo Red Bull ya que Vettel acabó en la segunda plaza por detrás de Lewis Hamilton. Alonso si tuvo problemas, partió desde la octava posición de la parrilla y minimizó daños llegando hasta la tercera plaza. Quedaba solo una carrera y Vettel tenía una buena ventaja, así que las opciones de Alonso eran cada vez más reducidas.

Para que el título se quedara en Ferrari tenía que darse una carrera lo más loca posible ya que se necesitaba que Vettel no estuviera entre los cinco primeros, circunstancia que no se había producido en las seis carreras anteriores. La lluvia podía ser un buen aliado y al final apareció de forma intermitente en una carrera muy emocionante que cerca estuvo de dar a Alonso como campeón en la primera vuelta. En la salida, Vettel tuvo problemas, hizo un trompo, el lateral de su coche fue golpeado y…no pasó nada. Quizás ahí se escribió buena parte del título para Vettel pero lo cierto es que el alemán lo certificó con una gran remontada que de nuevo silenció críticas y que le dio con todo derecho el título de tricampeón más joven de la historia.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Así fue 2012 en Fórmula 1: fichajes, premios y otras noticias de cara a 2013 (y III) 2 enero 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *