25 diciembre 2012 WRC

Rally-Suecia

Con la llegada del fin de año llega el momento de hacer balance y echar la vista atrás para recordar como fue la temporada en el WRC. Un año más su gran protagonista fue Sebastien Loeb que antes de anunciar su retirada parcial conquistó su 9º título de Campeón del Mundo en compañía de Daniel Elena de forma incontestable y sin oposición alguna por parte de sus rivales.

Y es que el balance del piloto alsaciano fue de 9 victorias en 13 pruebas, unos números que dejan más que claro quién fue el mejor piloto del año. Tan superior fue Loeb y el equipo Citröen y tantos errores y problemas tuvieron los hombres de Ford que el campeonato, aún siendo espectacular en muchos momentos, careció de una pizca de emoción en otros porque los aficionados esperábamos mucha más batalla en los tramos.

Reparto de victorias en el inicio de temporada

El inicio de la temporada 2012 llegó después de unos meses de bastante incertidumbre porque el certamen perdió a algunos de sus patrocinadores, algo que también le ocurrió a los equipos que tuvieron que apurar hasta el último momento para inscribirse en el campeonato y para buscar financiación suficiente para competir, al menos, de forma parcial tal y como le pasó al equipo Mini de Dani Sordo.

Afortunadamente con el paso de las semanas la situación se fue normalizando y el WRC levantó el telón en MonteCarlo con Citröen y Ford como máximos candidatos al triunfo. ¿Sería alguien capaz de romper la hegemonía de Sebastien Loeb? Pues en la primera prueba del año ya se vio que iba a ser tarea complicada porque el francés fue el mejor sobre la nieve y el hielo y se apuntó su primera victoria de la temporada por delante de Dani Sordo que hizo su mejor prueba de la temporada.

Por suerte para la emoción del campeonato Loeb no arrasó en las siguientes pruebas donde los triunfos se repartieron un poco. Como bien sabéis Suecia suele ser terreno favorable para los pilotos escandinavos y allí el triunfo fue para Jari-Matti Latvala. El piloto de Ford debería ser el máximo rival de Loeb por el título pero le faltó constancia y pronto llegó un error grave perdiendo la segunda posición que tenía en el Rally de Mexico en la última etapa. La victoria en tierra mexicanas, por supuesto, fue para Sebastien Loeb que además aprovechó el regalo de Latvala para distanciarse en la general del campeonato.

La siguiente prueba llevó el campeonato Portugal, quizás la prueba más caótica del año en la que Loeb fue el primero en quedar fuera antes de que Latvala y Solberg también cometieran sendos errores para desesperación de los responsables de Ford. Con todos los favoritos fuera, Hirvonen navegó con facilidad hacia el triunfo pero finalmente su coche no pasaría las verificaciones técnicas, lo que conllevó su descalificación y pasando el triunfo a Mads Otsberg.

Ford-Portugal

5 triunfos consecutivos de Loeb sentencian el título

Después de las cuatro primeras pruebas del año Loeb había cometido un error pero era líder porque tenía dos triunfos y había demostrado su experiencia en Suecia no volviéndose loco y sumando puntos. Por su parte, en Ford ocurría lo contrario con muchos errores que les ponían cuesta arriba el campeonato. Aún así, todavía parecían tener opciones hasta que Loeb aceleró hacia el título con 5 triunfos consecutivos (Argentina, Grecia, Nueva Zelanda, Finlandia y Alemania) con los que sentenciaba el título.

En Argentina el francés ni siquiera tuvo que pelear con Latvala al que una caída en un entrenamiento le supuso una lesión en la clavícula que le dejó fuera. Loeb lideró la prueba de principio a fin con Hirvonen como escudero y se hizo con el triunfo en una prueba de final amargo para Dani Sordo que ocupó el puesto de Latvala y que tuvo que abandonar en el último momento por un problema mecánico cuando tenía el podium en el bolsillo.

La lesión de Latvala y los grandes resultados de Loeb hicieron que Solberg pasara a ser el piloto mejor colocado de Ford pero en el Acrópolis abandonó, Loeb firmó otro triunfo, Citröen un nuevo doblete y el título se acercó un poco más a las vitrinas del francés.

Las cosas no cambiarían demasiado en las siguientes pruebas porque Loeb también ganó Nueva Zelanda en un nuevo doblete de Citröen, hizo lo propio en Finlandia y además arrasó a sus rivales en Alemania.

Todavía quedaba mucho por delante pero estaba claro que Loeb, salvo catástrofe, sería campeón tras estas cinco pruebas de aplastante dominio en las que Ford no estuvo a la altura dejándonos huérfanos de más espectáculo…pero eso os lo contamos en la segunda parte de este artículo.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *