28 febrero 2012 Crónicas

Este fin de semana se ha disputado una de las pruebas más míticas del calendario Australiano de turismos. En el circuito de Bathurst, se han disputado las 12 horas de resistencia.

Se presentaba una nueva batalla por la hegemonía entre marca; Ferrari, Audi, Mercedes y Porsche tomaban el circuito australiano, cómo sí de una batalla de época se tratase. Quien finalmente se alzó con la victoria, fue el Audi del equipo Phoenix Racing, completando el triplete con la pole marcada el sábado y la vuelta rápido en carrera.

Al Audi R8 LMS del equipo Phoenix, le acompañó el Mercedes SLS AMG de Erebus, que tras una gran carrera, consiguió remontar desde la cuarta posición de la que partía en la parrilla de salida, salvando en las 12 horas de carrera los 3 segundos que le aventajó el Audi pilotado por Chris Joens en los entrenos, acabando la prueba en la vuelta del líder.

Completando el podio, encontramos el Ferrari 458 Italia de Clearwater. Una buena posición final, pese a que en carrera no pudieron aprovechar todo el potencial de su montura, acabando a 2 vueltas de la cabeza, un hecho que no empaña una buena carrera.

El nivel de la prueba ha sido un poco inferior al deseado, pero las peculiaridades de este trazado, con sus estrechas y cinuosas curva, ja dejado impresionantes imágenes para el recuerdo.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *