10 abril 2012 Fórmula 1

Con el paso de las horas, la celebración del Gran Premio de Bahréin está cada vez más en el aire. Los problemas político-sociales que afectan al pequeño país del Golfo ponen en serio riesgo la seguridad del convoy de la Fórmula 1, y ahora, el principal valedor para que se celebre el Gran Premio, Bernie Ecclestone, parece ceder ante la presión de los equipos.

Es muy probable que la cordura se imponga en la FIA y finalmente el evento no se celebre . La población del país no quiere ni oír hablar de la Fórmula 1 en estos momentos y un viaje del Gran Circo a la isla del Golfo no sería más que una provocación.

Con todo esto encima de la mesa, Ecclestone ha aclarado hoy que las escuderías son libres de tomar su propia decisión y que no puede obligar a los equipos a viajar a Sakhir la semana que viene:

Si los equipos no quieren ir, entonces no podemos obligarles.

Así, todos los esfuerzos que ha hecho el magnate de la Fórmula 1, han sido en vano. Incluso el prestigioso diaro The Times publicó que Ecclestone se había reunido con líderes de la protesta para ofrecerles la oportunidad de celebrar una rueda de prensa en la que pudieran exponer sus quejas sobre el fin de semana del Gran Premio.

Por tanto, parece que la presión de los equipos será suficiente para disuadir las ideas de la FIA de celebrar el Gran Premio, existe un profundo malestar en el seno del paddock, por lo que, un año más, no disfrutaremos del Gran Premio de Bahréin.

Vía | CarAndDriver


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 10 abril 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *