16 octubre 2012 Pilotos, WRC

La involucración en el proyecto de Volkswagen ha vuelto a despertar su hambre de competir. Carlos Sainz cada vez tiene más ganas de subirse a un vehículo de rallyes y una clara prueba la vivimos el pasado fin de semana en el Rally Legend de San Marino. El madrileño era el elegido por la marca alemana para llevar a cabo el debut oficial del Polo R WRC, aunque por el momento haciendo las funciones de vehículo cero.

Ahora, con la bestia totalmente desatada, Sainz se empieza a plantear nuevos retos. Para empezar, al ex-campeón del mundo le gustaría volver a competir en el Rally Acrópolis de Grecia. Una cita realmente especial para Carlos, ya que fue ahí mismo donde logró su primera victoria mundialista. Tampoco descarta terminar cambiando la cita griega por el Rally de Argentina.

El propio Sainz confirma que han existido contactos con los jefes de Volkswagen para plantear esa posibilidad. A su lado estaría al igual que durante la gran mayoría de su carrera deportiva, Luis Moya, que también acompañó a Carlos hasta San Marino para cantarle las notas en el Rally Legend.

Carlos Sainz: La posibilidad es real, pero que nadie se piense que es un regreso. Tan sólo se trataría de una participación esporádica sin ninguna pretensión.

También estoy tratando de correr el Dakar pero todavía no hay nada concreto. Creo que es sano y bonito que aunque vayas cumpliendo años se puedan tener nuevos retos. El reto de estar aquí con Volkswagen desarrollando este coche es un reto muy bonito.

Vía | As & EFE


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *