14 febrero 2013 Escuderías, Fórmula 1

horner

A pesar de que ni siquiera hemos comenzado la temporada 2013, los equipos está haciendo los aprestos para enfrentar lo que vendrá en 2014, con un nuevo reglamento que contempla el uso de motores turbo. Al respecto, el mandamás de Red-Bull, Christian Horner, dió su punto de vista sobre las nuevas modificaciones y de qué manera va a perjudicar a ciertos equipos.

De acuerdo al británico, el cambio de reglamentación podría provocar que algunos equipos que hoy son considerados como miembros estables de los primeros puestos de la parrilla y del podio, pasen a la mitad del pelotón. Evidentemente, algunos van más adelantados que otros con respecto al desarrollo de los nuevos motores y eso es algo que Horner cree que se traducirá en una temporada 2014 que será de adaptación para la mayoría de los equipos.

Por su parte, Red-Bull ha comenzado a trabajar conjuntamente con Renault en los próximos impulsores. Siendo Renault uno de los que más experiencia tiene en el campo de los motores turbo, la confianza de Red-Bull en la marca francesa es literalmente ciega.

La competición en Fórmula 1 en el 2014 será muy diferente y podría centrarse más en la economía que en la performance absoluta. Será un desafío interesante. Tenemos confianza en nuestro proveedor de motores, pero la verdad solo se sabrá en 2014.

Vía | Autosport


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 14 febrero 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *