30 noviembre 2013 Escuderías, Fórmula 1

horner-webber-vettel

La próxima temporada tendrá lugar una serie de cambios bastante significativos para la F1, incluyendo el reemplazo del motor V8 de 2.4 litros por el nuevo V6 Turbo y sistemas de recuperación de energía aún más poderosos que los anteriores. El costo total por todo esto supondrá desembolsar entre 25 y 40 millones de euros adicionales, de acuerdo a Christian Horner.

Horner advirtió que será casi imposible sobrevivir para los equipos de la parte de atrás de la parrilla, aunque ahora no hay marcha atrás:

Ya es tarde. Los costos están subiendo significativamente. Los motores son mucho más caros y para operar el motor… solo la factura de los radiadores del próximo año, parece que costará el doble, comparada con la de este año.

También hemos agregado cuatro pruebas en mitad de temporada, así que los únicos que tenemos la culpa somos los equipos, porque cada una de las reglas que serán aplicadas el año que viene tendrán un impacto dramático en los costes.

Horner agregó que Red-Bul será capaz de cubrir sus costes más elevados con dinero de los premios y con más patrocinadores, pero no sabe qué harán los equipos de la retaguardia de la parrilla para soportar los costes:

El impacto en los costes del año próximo podría ser de entre 25 a 40 millones. Nosotros debemos salir a buscarlos porque Red-Bull no cubrirá ese déficit y por eso es que tenemos tantos socios en el coche. Afortunadamente hemos sido exitosos y hemos atraído buenos patrocinadores y buenos premios, pero si estás más atrás en parrilla debe ser imposible compensar el incremento en los costes, con generar cierta ganancia.

Vía | GP Today

Foto | Web oficial Infiniti Red-Bull Racing


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 1 diciembre 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *